19 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Pajín encarga al Foro de AP que elabore una guía sobre violencia de género con “carácter urgente”

El proyecto debería estar listo en menos de seis meses y responde a la “especial” preocupación de la ministra por los asuntos sociales

Miércoles, 23 de febrero de 2011, a las 17:36
Javier Leo / Fotografía: J.L. Tomás. Madrid
La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha encargado al Foro de Atención Primaria que elabore, con “carácter urgente” una guía sobre la prevención de la violencia de género desde las consultas de Primaria, con el objetivo de “afinar” los protocolos de detección de los casos de maltrato, tanto físico como psicológico, especialmente entre los niños.

Carmen Gancedo y José Luis Bonal durante la presentación.

Según los representantes del Foro, esta petición viene a raíz de la “especial” preocupación de la ministra por los “asuntos sociales”, entre los cuales la violencia de género ocupa un lugar primordial, tal y como puso de manifiesto durante su reunión con el Foro este martes.

En este sentido, la portavoz de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap), Carmen Gancedo, ha explicado que un grupo de trabajo ya está trabajando en esta guía, que se prevé esté lista dentro de seis para ser presentada en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns).

“Existe un importante porcentaje de niños maltratados que no se conoce y los mecanismos de detección son muy difíciles de aplicar en la realidad e, incluso, pueden dar lugar a equívoco”, señala el presidente de la Sepeap, José Luis Bonal.

Por otra parte, los miembros del Foro de AP han resaltado la presentación ante la ministra del documento ‘Adecuar los recursos a las necesidades’, un texto en el que se exponen algunas propuestas de la Primaria para compaginar la crisis económica con la calidad asistencial.

En concreto, en el informe se propone la reagrupación de las consultas rurales dispersas para facilitar el acceso; la reorganización de horarios, más flexibles y con un plus económico; la revisión de los baremos de pacientes por médico, para ajustarlos a la realidad social de cada zona y la dedicación de un 25 por ciento del presupuesto en Sanidad a la Atención Primaria.