Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Osakidetza lanzará una OPE de 2.600 plazas

La principal novedad es el cambio en el modelo de examen que será de preguntas abiertas

Martes, 26 de julio de 2011, a las 17:25

Julián Pérez Gil, gerente de Osakidetza.

Redacción. Vitoria
Osakidetza llevará a cabo una OPE de 2.600 plazas para este 2011, de las que 320 serán plazas de nueva creación. Las bases generales de esta OPE se publicarán hoy en el Boletín oficial del País Vasco y mañana las tres primeras convocatorias (Pediatría, Ginecología y Radiodiagnóstico).

El consejero de Sanidad del Gobierno vasco, Rafael Bengoa, y el director general de Osakidetza, Julián Pérez, han comparecido en rueda de prensa para presentar la OPE y las plazas ofertadas, de las que 2.280 son plazas o puestos desempeñados de forma interina o temporal con anterioridad al 1 de enero de 2005. En principio, esperan superar los 100.000 inscritos.

Las tres primeras convocatorias serán las de Pediatría (61), Ginecología (23) y Radiodiagnóstico (26), cuyos primeros exámenes se realizarán a mediados de otoño. El plazo para presentar las solicitudes concluirá el próximo 12 de septiembre.

Además, septiembre será también el mes previsto para la publicación de la convocatoria de médicos de familia (638), cuyos exámenes se llevarán a cabo en diciembre y también para el resto de especialiades médicas y categorías profesionales. También en diciembre, se procederá a la publicación de las convocatorias masivas, referentes a enfermería (311), auxiliar de enfermería (250), auxiliar administrativo (alrededor de 200) y celadores.

A este respecto, han afirmado que Osakidetza mantendrá su compromiso relativo al convenio de 2008 con los trabajadores y sindicatos. Una OPE en la cual se invertirá “un 4 por ciento del presupuesto sin menoscabar las carteras de servicio que posee Osakidetza”.

Cambio en el modelo de examen

En las bases específicas de cada convocatoria se detallará el temario, en el que el cambio más destacado será el referido al examen, en el cual se descartará el modelo de batería cerrada de preguntas, en favor de las preguntas abiertas.

Según han explicado, el modelo de prueba cambia, como ya ocurriera en el año 2002, porque en las convocatorias anteriores “una persona estudiándose las 1.000 preguntas podía sacar perfectamente los 100 puntos”, ha afirmado Julián Pérez.

“Este tipo de examen no existe en ningún sitio, ni en la universidad, ni en ninguna convocatoria que haya en el mundo, en la cual haya diez veces más aspirantes que saquen 100 puntos del total de plazas a convocar”, ha defendido en referencia al modelo de examen de preguntas abiertas.

Por ello, se llevará a cabo una OPE “como se hace en todo el mundo”, en la que habrá unos temarios y, sobre ellos, se harán unas preguntas tipo test, como se hizo en 2002.