Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Osakidetza asegura que los datos de los usuarios están “perfectamente salvaguardados”

Sanidad asegura que trabajan para validar la cobertura de estas personas

Lunes, 31 de enero de 2011, a las 18:34

Redacción. Vitoria

El Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco está actualizando el registro de Tarjetas Individuales Sanitarias, en un proceso en el que han detectado 90.000 activas en el sistema vasco al mismo tiempo que en el de otras comunidades autónomas.

90.000 usuarios estaban presentes en dos sistemas sanitarios distintos

Después de que varios medios locales se hicieran eco de un “error informático” por el cual Osakidetza había dado de baja de manera involuntaria a cerca de 90.000 usuarios, el Departamento que dirige Rafael Bengoa ha hecho público un comunicado en el que explica que a finales de diciembre del año pasado el País Vasco se incorporó al nodo de comunicación que integra las bases de datos de los sistemas de tarjetas sanitarias de todas las comunidades autónomas, con el objetivo de facilitar el intercambio de información entre los distintos agentes del Sistema Nacional de Salud.

En este proceso, se ha constatado que 90.000 personas tenían activas las tarjetas sanitarias en el País Vasco y en otra comunidad autónoma, y que 4.000 habían fallecido.

El Departamento de Sanidad y Consumo y Osakidetza están revisando de manera coordinada los resultados de dicho cruce de datos y realizando las gestiones necesarias para validar la situación de cobertura de aseguramiento sanitario público de todas estas personas. Mientras tanto, según el Gobierno Vasco, se han tomado las "salvaguardas necesarias para garantizar la prestación sanitaria a estas personas con normalidad".

Asimismo, se señala que el impacto que esta actuación conlleva en la retribución de los profesionales sanitarios está siendo igualmente analizada y revisada y que en el caso de que haya que realizar regularizaciones, éstas se llevarán a cabo conforme a los resultados de la depuración que se está realizando.

Sanidad insiste en que no se ha producido ningún error informático, que la información clínica de los usuarios del sistema vasco está "perfectamente salvaguardada" y que la asistencia sanitaria se está prestando con "normalidad".