Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Oliván garantiza que la sanidad del nuevo Hospital de Alcañiz será pública y gratuita

Se construirá con colaboración privada, pero la gestión y la asistencia correrán a cargo de la Administración

Martes, 12 de marzo de 2013, a las 22:07

Redacción. Teruel
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, se ha desplazado este martes a la localidad turolense de Alcañiz para visitar los terrenos donde se va a construir el nuevo Hospital que ofrecerá una sanidad pública, universal y gratuita, ha garantizado el consejero. El centro se construirá mediante la colaboración público-privada, pero la asistencia seguirá siendo pública y las personas que se van a dedicar al servicio sanitario van a seguir perteneciendo al Servicio Aragonés de Salud.

Oliván, durante su visita.

Así, la única diferencia con la situación actual es que el edificio se va a financiar de una manera colaborativa entre sector público y privado y que una parte de los servicios no asistenciales que se prestan en el hospital serán realizados por la empresa privada, como mantenimiento, limpieza, cocina y seguridad, explica el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa.

Para Oliván, la prioridad del Ejecutivo es que "Alcañiz tenga un nuevo hospital. Hoy por hoy la única posibilidad es con la fórmula que se va a poner en práctica, en un momento de crisis económica y de carencia de recursos públicos, para garantizar servicios de calidad a los ciudadanos del Bajo Aragón". El nuevo hospital se situará en el terreno denominado 'Partida de Cantagallos' calificado como Sistema General de Equipamiento Sanitario, con una superficie de 9,29 hectáreas, al nordeste de la ciudad, junto a la antigua vía de ferrocarril y con acceso desde la rotonda de la Carretera N-211 a Caspe.

El proyecto del Hospital fue redactado por el equipo EACSN, S.L. (Estudio de Arquitectos Consultores SN, SL), y se supervisó favorablemente con fecha 2 de julio de 2012. El edificio, de planta baja y tres alzadas, ocupará una superficie en planta de 22.000 metros cuadrados, con una superficie construida destinada a uso hospitalario de 52.136 metros cuadrados, otros 9.102 para instalaciones y 13.878 de aparcamiento. El plan de urbanización de accesos resuelve el Sistema General de Comunicaciones creado para dar acceso al hospital desde la N-211, siguiendo el trazado de la antigua vía del ferrocarril e incluye también las infraestructuras exteriores de conexión con los servicios de electricidad, gas, telefonía, abastecimiento de agua y evacuación de aguas residuales y pluviales.

En el conjunto edificado se diferencian funcional y formalmente tres zonas, una primera con el edificio central que incluye las zonas de consultas externas, administración, docencia, tratamientos y diagnósticos, UCI, quirófanos, urgencias, rehabilitación y zonas de servicios. El edificio Este albergará la zona de hospitalización con una disposición en 'C' en torno a un patio central, y el edificio de instalaciones situado al fondo de la parcela, al Norte, y separado en las plantas alzadas aunque unido al resto del conjunto en las plantas bajo rasante.

El centro se ha proyectado con estructura a base de losas macizas y pilares de hormigón armado, fachadas ventiladas de hormigón polímero y cubiertas planas tipo invertido. La zona exterior de la parcela del hospital incluye zonas ajardinadas, el aparcamiento de urgencias, una helisuperficie y los viales interiores de acceso a las diferentes unidades del hospital.