Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Oliván defiende que se retiró un mamógrafo del Miguel Servet por “anticuado”

El consejero que el traslado se realizó por motivos de “eficiencia”

Lunes, 02 de diciembre de 2013, a las 13:28
Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha defendido la retirada de un mamógrafo "viejo y anticuado" del Hospital Miguel Servet y su sustitución por el del centro médico de especialidades Pablo Remacha del barrio de San José, en Zaragoza.

Ricardo Oliván.

En respuesta a una pregunta formulada por IU en el pleno de las Cortes de Aragón, Oliván ha reiterado que el traslado de este mamógrafo del centro Pablo Remacha al Servet se realizó por motivos de "eficiencia".

Oliván ha negado que se haya reducido la oferta de mamógrafos en la capital aragonesa, como ha sostenido la diputada de IU Patricia Luquin, ya que ha dicho que solo se ha cambiado la ubicación de los mismos.

Sin embargo, en su segunda intervención, sí ha reconocido que se ha retirado un mamógrafo "viejo y anticuado", pero ha rechazado que esto haya afectado al número de pacientes atendidas.

Desde que se trasladó el mamógrafo al Servet, se han realizado 480 mamografías en un mes, cuando en el centro de San José se llevaron a cabo 362 en el mes anterior.

Por su parte, la diputada de IU ha puntualizado que, actualmente, hay 250 mujeres en lista de espera y seis meses de demora para la realización de esta prueba, determinante, a su juicio, en el diagnóstico precoz.

Al año se detectan 1.000 nuevos casos de cáncer de mama en Aragón, ha comentado Luquín, que ha preguntado al consejero que si, ante esta situación, cree que "puede permitirse el lujo de retirar recursos".