Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Oliván cree necesarias reformas para hacer viable el SNS

En cuanto al copago farmacéutico, el consejero indica que tendrá un efecto recaudatorio insignificante

Miércoles, 06 de junio de 2012, a las 00:58

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha argumentado que "hacen falta las reformas para que el sistema sanitario que tenemos, que es bueno, sea también viable".

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, preside la reunión.

Así lo ha expresado con motivo de su participación en el Consejo de Salud de Aragón, donde Oliván ha expuesto las medidas adoptadas por el Gobierno de España "para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones", ha informado el Ejecutivo aragonés en un comunicado.

Esta reforma tiene como objetivo de hacer viable un sistema que está "fuera de control" con una deuda de 450 millones sólo en Aragón, han apuntado las mismas fuentes.

Oliván ha señalado que el actual sistema era "inviable", para precisar que la reforma apuesta por una cartera básica de servicios basada en el principio de igualdad sin tener en cuenta el lugar de residencia. En cuanto al copago farmacéutico, ha comentado que tendrá un efecto recaudatorio "insignificante" y su finalidad es disuasoria puesto que está orientado "a evitar el uso excesivo e indiscriminado de medicamentos".

En este sentido, el consejero ha incidido en que hay colectivos que no tendrán que hacer frente a este copago y que hasta ahora sí tenían que contribuir al gasto farmacéutico, como, por ejemplo, los parados sin prestación.

Asistencia a extranjeros irregulares
Ricardo Oliván ha recalcado que ningún ciudadano se va a quedar sin asistencia sanitaria básica y también ha señalado que la nueva normativa "asegura la asistencia sanitaria a los extranjeros irregulares en casos de urgencia, ya sea por enfermedad o por accidente, hasta la situación de alta médica".

Esto también será así en los casos de embarazo, parto y postparto. Además, los extranjeros menores de 18 años serán asistidos en todos los casos y en las mismas condiciones que los españoles.

Por otra parte, la reforma garantiza la universalidad de la sanidad y, al mismo tiempo, "pone fin a los abusos en las prestaciones sanitarias" ya que "lo que el gobierno pretende es poner orden en aquellas situaciones que se habían convertido en abusivas para nuestro Sistema Nacional de Salud y que habían sido denunciadas por el Tribunal de Cuentas", ha comentado el Ejecutivo.

Así, por ejemplo, España ha dejado de facturar a otros países la asistencia médica y de farmacia a 700.000 ciudadanos --lo que supone casi mil millones de euros--.

Con esta reforma, ha añadido el consejero, "hacemos lo que se hace en el resto de países, facturar la asistencia a través de su tarjeta sanitaria europea, seguros de viaje y convenios bilaterales", mientras que "lo que hacíamos hasta ahora no sucedía en ningún país del mundo".

Participación en el consejo
El Consejo de Salud de Aragón ha tratado también sobre la elaboración de un borrador de decreto para una mayor participación que dinamice el funcionamiento del mismo y una mayor coordinación entre los diferentes órganos de participación.

Para eso, se quiere adecuar la composición del Consejo a las nuevas estructuras organizativas, de gestión y a las nuevas realidades sociales "potenciando e incrementando la participación social y de los pacientes, incorporando la representación de los Consejos de Salud de Zona".

Concretamente, se quiere crear una comisión permanente para conseguir una "mayor eficacia" en el funcionamiento del Consejo, así como crear Comisiones de Trabajo para dinamizar el funcionamiento mediante trabajo interno de inter-sesiones y tratar temas en profundidad.

Además, se quiere ampliar la representación sectorial de las organizaciones sindicales, garantizando el cumplimiento de la Ley de Libertad Sindical.

Comité de bioética de Aragón
Por último, en el Consejo se ha informado sobre el proceso elaboración del Decreto de Regulación del Comité de Bioética de Aragón y de los Comités de Etica Asistencial. Dicho proceso se puso en marcha para el desarrollo de la Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de morir y de la muerte.

Esta ley tiene como principal objetivo proteger la dignidad de las personas en el proceso del final de su vida y garantizar el pleno respeto de su voluntad en las decisiones sanitarias que les afecten en este proceso.

Establece también la obligatoriedad de regulación de los Comités de Etica Asistencial y creación del Comité de Bioética de Aragón, por lo que la dirección general de Calidad y Atención al Usuario ha coordinado el trabajo a través de un grupo de 17 expertos para elaborar un borrador.

En total, se han realizado diez reuniones desde enero hasta mayo de este año y, en el momento actual, ya se ha finalizado la redacción del borrador.