Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Oliván asegura que la integración del Casar en Salud se hace por el paciente

Apunta que el elemento clave es que los profesionales de los centros del Casar, ubicados en Jaca, Ejea, Tarazona y Fraga, se van a integrar en los servicios correspondientes a su especialidad del hospital de referencia

Jueves, 01 de agosto de 2013, a las 11:51

Ricardo Oliván.

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha asegurado este miércoles que la integración del Consorcio Aragonés de Centros de Alta Resolución (Casar) en el Servicio Aragonés de Salud (Salud) se realiza "pensando en el paciente".

Oliván se ha reunido con los trabajadores del Hospital de Jaca, integrado en el CASAR, para explicarles los motivos por los que se ha decidido desarrollar este proceso, así como para exponerles el punto en el que se encuentra, ha informado el Gobierno aragonés en un comunicado.

Tras el encuentro, en el que ha estado acompañado por la directora gerente del Salud, María Ángeles Alcutén, y el director gerente del Casar, Javier Font, el consejero ha indicado que ha transmitido al personal "un mensaje de tranquilidad y de confianza en que la integración se va a hacer con sentido común".

Además, ha subrayado que se va a contar con todos los recursos --personal, equipamientos e instalaciones-- a los que "vamos a sacar el máximo partido y eso pasa por una integración completa de los mismos, incluyendo el personal en el Salud".

Asimismo, el consejero de Sanidad ha subrayado que esta medida se ha tomando pensando en el paciente. En este sentido, ha apuntado que el elemento "clave" es que los profesionales de los centros del Casar, ubicados en Jaca, Ejea, Tarazona y Fraga, se van a integrar en los servicios correspondientes a su especialidad del hospital de referencia.

"De esta forma, estos profesionales podrán aprender del resto de compañeros del servicio, así como incorporarse a las sesiones clínicas o, incluso, participar en intervenciones en los hospitales de referencia para trasladar su experiencia al centro y, en consecuencia, beneficiar al paciente de la zona al haber adquirido una mayor experiencia en su labor".

Por último, Oliván ha asegurado que su intención es que en 2014 no exista presupuesto para el Casar y que "lo único que noten los pacientes sea el cambio de bata" de los profesionales.