Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Nueve de cada diez médicos defiende una OPE cada dos años

También están en desacuerdo con el número de plazas ofertado

Jueves, 04 de febrero de 2016, a las 18:51
Redacción. Sevilla
Una encuesta promovida por el Observatorio de la Sanidad del Colegio de Médicos de Sevilla afirma que nueve de cada diez profesionales está en desacuerdo con la frecuencia y el número de plazas convocadas en las Ofertas Públicas Empleo (OPE). En concreto, el 94 por ciento de los especialistas consultados (de un total de 700 colegiados) se muestran en desacuerdo con la frecuencia y abogan casi en su totalidad (el 90 por ciento) por la convocatoria como máximo cada dos años.

Juan Bautista Alcañiz., presidente del Colegio de Médicos de Sevilla

Por otro lado, el 95 por ciento de los encuestados estima que el número de plazas es insuficiente, y consideran como motivo principal la capacidad del SAS de poder controlar más la actividad profesional del médico, ha señalado el Colegio en una nota.

En la encuesta se abordan otros asuntos como la confirmación del abuso de los contratos eventuales, por el que la mitad de los médicos afirmó que más del 50 por ciento de los profesionales que trabajan en su unidad tiene un contrato de interino. Este asunto, según el Colegio de Médicos de Sevilla, evidencia la “excesiva utilización del SAS de estas modalidades de contrato, evitando la consolidación de los puestos de trabajo”.

"Estas cifras ponen en tela de juicio el efecto de control presupuestario que supone la escasez del número de plazas, dado que finalmente hay que contratar a los médicos con otro tipo de contrato para cubrir una necesidad asistencial real e inevitable”, han afirmado desde el Coleegio.

Condiciones de los exámenes

Por otro lado, el 92 por ciento de los médicos no está de acuerdo con que no se conozca la ubicación de la plaza ofertada antes de las pruebas de selección; el 77 por ciento opina que el proceso de selección se debe realizar mediante un concurso-oposición, como se hace en la actualidad; y el 63 por ciento considera que la fase de oposición sea inicial y excluyente, aunque un tercio señala que así se puede excluir a profesionales con mucha experiencia y menos hábito de estudio.