Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

“No hay derogación encubierta de la Ley de Dependencia”

Las reformas están permitiendo la continuidad de un sistema que estaba “al borde del colapso”

Martes, 30 de octubre de 2012, a las 17:43

Redacción. Sevilla
El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha negado las acusaciones que se han vertido hacia el Gobierno de querer derogar la Ley de Dependencia y ha asegurado que “lo que pretende es hacer sostenible esta ley, que nació con el consenso de todos”. En este sentido, Moreno, que ha participado en el Forum Europa celebrado en Sevilla, ha resaltado que el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) arrastraba un gasto de 2.700 millones más de los previstos y que ese, y no otro, es el motivo por el que se ha acometido la reforma.

Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla (izquierda), y
Juan Manuel Moreno.

“Ahora toca priorizar” en las políticas sociales, y, por tanto, “centrarse en los que más lo necesitan” corrigiendo aquello que no ha funcionado como se preveía. En este sentido ha destacado que, más allá de esos 2.700 millones más de lo previsto, hay una deuda superior a mil millones de euros en lo que se refiere al pago de las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores familiares, 400.000 dependientes más de los previstos y una lista de espera para la evaluación de en torno a 300.000 personas.

Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad “ha cogido el toro por los cuernos” y se ha acordado con las autonomías una serie de medidas para que el sistema de dependencia sea “más justo, con criterios comunes y básicos para el conjunto del país y sin olvidar a los más desfavorecidos”.

Con este objetivo se ha reformado el conjunto de grados y niveles, dejándolo en tres únicos niveles; se han revisado las prestaciones económicas concedidas para el cuidado en el entorno familiar para que sean una excepción y se han priorizado a los grandes dependientes y dependientes severos, ha explicado Moreno. Con reformas como estas, calificadas como “valientes” por Moreno, “se garantiza la sostenibilidad del sistema”.