Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15

Nisa Pardo de Aravaca inaugura una Unidad de Láser para tratar problemas uroginecológicos

Se calcula que alrededor de 2 millones de personas sufren incontinencia en España

Lunes, 17 de noviembre de 2014, a las 15:56
Redacción. Madrid
El Hospital Nisa Pardo de Aravaca ha inaugurado una Unidad de Láser con el objetivo fundamental, aunque no único, de tratar la incontinencia urinaria, un problema que afecta fundamentalmente a las mujeres en algún momento de su vida.

Manuel Vilches, director gerente del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

Esta nueva unidad, liderada por Daniel Zarza y Pablo Naranjo, está formada por ginecólogos, urólogos y especialistas en el tratamiento con láser ginecológico, para lo que ofrecen una “novedosa y eficaz alternativa para eliminar la incontinencia urinaria y otros trastornos relacionados con la laxitud del suelo pélvico, el tratamiento multiláser de última generación que devuelve la fuerza y la firmeza a esta musculatura”.

Funcionamiento y ventajas

Según ha explicado el centro en un comunicado, la terapia multiláser para el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo leve y moderada se basa en la estimulación fototérmica de la fascia endopélvica para inducir la remodelación del colágeno y la síntesis de nuevas fibras a lo largo de la pared vaginal anterior y región periuretral. El resultado final de la formación de colágeno es la contracción y endurecimiento del tejido de la mucosa vaginal y la musculatura endopélvica, lo que repercute en un mayor apoyo a la vejiga y la recuperación de la función normal de la continencia.

El procedimiento es prácticamente indoloro y no requiere de la realización de incisiones, lo que evita el sangrado y las suturas. La ventaja fundamental que se deriva de estos factores es una recuperación extremadamente rápida, sin necesidad de analgésicos o antibióticos. Esto permite que los pacientes, que no necesitan una preparación especial ni antes ni después del tratamiento, puedan regresar inmediatamente a sus actividades normales.
Así, los estudios realizados con esta técnica para el tratamiento de la incontinencia urinaria demuestran que se trata de una opción eficaz, segura, cómoda y rápida, ya que en apenas dos sesiones se resuelven la mayoría de los casos leves o moderados. De hecho, 120 días después del tratamiento con láser, el 94 por ciento de los pacientes experimentaron mejoría y el 68 por ciento de todos los que recibieron la terapia afirmaba estar libre de síntomas de incontinencia urinaria.

Otras patologías

El tratamiento de la incontinencia urinaria mediante láser no es la única aplicación que tiene el multiláser. Con esta herramienta también pueden abordarse labioplastias, vaginoplastias, vaginitis, cistitis de repetición, condilomas, quistes, foliculitis y otras afecciones de la zona urogenital.