Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 20:00

Neurólogos, Primaria y afectados se unen contra el ictus

Los objetivos son la concienciación, la prevención y el diagnóstico rápido

Miércoles, 18 de mayo de 2011, a las 23:07

Sandra Melgarejo. Madrid
Por primera vez en nuestro país, sociedades médicas y asociaciones de pacientes se han unido para la concienciación y la prevención del ictus. Así ha nacido el Observatorio del Ictus, una plataforma multidisciplinar en la que participan la Sociedad Española de Neurología (SEN), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados y Válvulas Cardiacas (Feasan) y la Federación Española del Ictus (FEI).

José María Lobos, Jaime Masjuan, Carme Aleix y Luciano Arochena en el Bus del Ictus.

Jaime Masjuan, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (Geecv) de la SEN, ha detallado que la finalidad de esta iniciativa es “favorecer un mayor conocimiento de las causas y de las consecuencias del ictus, e informar sobre las medidas de prevención y la importancia de un diagnóstico rápido”. El neurólogo ha recordado que esta enfermedad es la primera causa de mortalidad en la mujer en España y la segunda en hombres, y que consume un 10 por ciento del gasto sanitario.

Con respecto a los objetivos en prevención, José María Lobos, coordinador del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares de la Semfyc, ha destacado la necesidad de “hacer un control de los factores de riesgo y manejar y diagnosticar adecuadamente la fibrilación auricular, la arritmia cardiaca más frecuente en adultos y la causa más habitual de los ictus de mayor gravedad”.

De hecho, las personas con fibrilación auricular tienen hasta cinco veces más probabilidades de sufrir un ictus que la población general de referencia. Debido a esto, Lobos ha subrayado que los médicos de Primaria deben “buscar” esta arritmia en la población de riesgo (mayores de 65 años), dado que “más de la mitad de los afectados debutan con síntomas inespecíficos o son detectados de forma casual”.

En referencia al manejo del ictus, Masjuan ha incidido en que “el tiempo es un factor clave en el tratamiento” y ha denunciado la situación de “inequidad” en la asistencia urgente al ictus que existe en nuestro país. “Hay 40 unidades de ictus en España, debería doblarse el número para que todos los pacientes tuvieran las mismas posibilidades”, ha lamentado el neurólogo, quien ha añadido que los programas de rehabilitación tampoco son suficientes. No obstante, Masjuan ha indicado que la mortalidad asociada al ictus ha disminuido gracias a los avances, aunque sigue siendo la primera causa de dependencia y discapacidad en el adulto, y que dentro de poco estarán disponibles “nuevos anticoagulantes más eficaces y cómodos”.

Una iniciativa para ayudar a salvar vidas

Según Luciano Arochena, presidente de Feasan, un millón de españoles están en terapia anticoagulante, un tratamiento que “salva la vida, pero la condiciona”. En su opinión, el Observatorio del Ictus también ayudará a “salvar vidas”. Por su parte, Carme Aleix, presidente de FEI, ha comentado que esperaban desde hace años “que alguien tuviera el coraje y los medios para impulsar una campaña así” y ha hecho hincapié en el impacto social y familiar del ictus y en las secuelas de discapacidad que provoca.

Como primera medida para lograr su propósito, el Observatorio del Ictus ha puesto en marcha la campaña ‘1 de 6’ que, a bordo del Bus del Ictus, recorrerá varias ciudades españolas (Madrid, Valencia, Sevilla, Bilbao y Barcelona) realizando pruebas de detección de factores de riesgo y recordando que uno de cada seis españoles puede sufrir un ictus a lo largo de su vida.