Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Navarra defiende la constitucionalidad del 16/2012

La Consejería de Salud insiste en que la normativa no invade competencias de la Comunidad Foral de Navarra

Jueves, 21 de junio de 2012, a las 22:00
Javier Leo. Madrid
La Comunidad Foral de Navarra no recurrirá el Real Decreto 16/2012 de medidas urgentes en materia sanitaria. Así se lo ha confirmado a Redacción Médica la Consejería de Salud navarra, desde donde afirman que tanto el informe jurídico del Departamento de Salud, como el informe jurídico del Departamento de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior, como el informe jurídico del Letrado Mayor del Parlamento de Navarra “coinciden en señalar que el Real Decreto Ley 16/2012 no invade competencias de la Comunidad Foral de Navarra, es decir, se dicta dentro del marco de competencias que para legislar tiene el Estado en materia de sanidad, prestaciones farmacéuticas, seguridad social y extranjería”.

Marta Vera, consejera de Salud del Gobierno de Navarra.

No obstante, desde Salud reconocen un informe de los servicios jurídicos del Parlamento foral en el que ven “legítimo” el recurso. Este informe, explican, lo realizó una letrada y se basa “más en cuestiones de forma que de contenido”. En concreto, el informe de la letrada subraya que el 16/2012 incurre en inconstitucionalidad por infracción del artículo 86.1 de la Constitución. "También incurre en inconstitucionalidad porque en su tramitación no se ha acreditado que concurran circunstancias de extraordinaria y urgente necesidad que justifiquen la utilización del decreto-ley, ni los posibles perjuicios u obstáculos que se hubieran producido de haberse realizado la modificación normativa por el procedimiento previsto para la tramitación parlamentaria de las leyes", añade.

Además, la letrada de la Cámara foral subraya que algunos de los preceptos contenidos en el Real Decreto ley "no respetan" lo dispuesto en el artículo 43.2 de la Constitución que establece una reserva de Ley en lo que se refiere a "los derechos y deberes de todos" en relación al sistema público sanitario. En cualquier caso, desde Navarra se remiten a los tres informes favorables y sentencian: “no habrá recurso”.