13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Metges critica que el consorcio sanitario de Lleida incorporará más burocracia

Pide que las unificaciones de servicios se produzcan bajo el paraguas de entes ya existentes

Jueves, 06 de noviembre de 2014, a las 16:56
Redacción. Barcelona
El secretario general de Metges de Cataluña, Francesc Duch, ha lamentado que la creación del nuevo consorcio sanitario de Lleida, que aglutinará los recursos sanitarios públicos de Ponent, aportará más burocracia y más complejidad a un sistema catalán que ya dispone de numerosas figuras administrativas diferentes –doce consorcios y ocho empresas públicas–, y, por este motivo, ha pedido que las eventuales unificaciones de servicios sanitarios territoriales se produzcan bajo el paraguas de entes ya existentes.

Francesc Duch.

Metges ha expresado en varias ocasiones que el incremento de nuevos organismos sanitarios de derecho público, en lugar de agilizar y simplificar la estructura sanitaria pública, agravará su hipertrofia con nuevos cargos y mandos. En este sentido, el sindicato ya instó a la comisión de expertos para la reforma de la Administración pública catalana a diseñar estrategias viables de racionalización y desburocratización del sistema, con el objetivo de no generar costes innecesarios y aliviar el endeudamiento sanitario.

Por su parte, la delegada de Atención Primaria de Metges en Lleida, Isabel Tarruella, ha criticado la falta de concreción y de transparencia del Govern en el proceso de consolidación de un único ente gestor de la sanidad pública en Ponent.

“Siempre he oído decir que el ICS se hizo empresa porque eso agilizaría muchos más su gestión. Resulta que hacemos la empresa, pero no desarrollamos toda la normativa y todas las leyes que permitirían esta agilización y ahora nos embarcamos en una película que es el final de un recorrido, pero éste aún no está diseñado”, ha afirmado.

Asimismo, Tarruella se ha mostrado preocupada porque los controles a los que está sometido el ICS, en tanto que Administración de la Generalitat, queden diluidos en el nuevo consorcio y ha advertido del peligro que este nuevo ente deje de estar sujeto a la normativa de contratación pública de personal y al régimen administrativo en materia de incompatibilidad de altos cargos.