15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

Menos de un 1 por ciento de rechazos a pagar el euro por receta

40.000 negativas de un total de 50 millones de prescripciones

Domingo, 17 de febrero de 2013, a las 17:03

Redacción. Barcelona 
Cataluña registró unas 40.000 negativas a pagar el euro por receta durante los casi siete meses que la tasa ha estado en vigor, lo que representa el 0,08 por ciento de las 50 millones de recetas que el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha cursado en este tiempo.

Boi Ruiz, consejero de Salud.

La Consejería de Salud ha explicado a Europa Press que el porcentaje corresponde a unas 6.000 recetas mensuales, si bien esta cifra no coincide con el número total de personas insumisas que la Generalitat "estima" entre 4.000 y 5.000 personas.

La tasa se mantuvo en vigor entre el 23 de junio y el 16 de enero, momento en que el Tribunal Constitucional (TC) admitió a trámite un recurso del Gobierno central que supuso la anulación de la medida, con carácter cautelar durante cinco meses, hasta que el alto tribunal decida sobre el fondo de la cuestión.

Tomando la cifra total de recetas y el número estimado de personas que no han pagado, los datos llevan a deducir que cada insumiso se ha negado a pagar una media de nueve recetas, un acto de desobediencia que requería de la presentación de una fotocopia del DNI y de la cumplimentación de un formulario con los datos personales del interesado.

Salud, que anunció que perseguiría los impagos e incluiría a los insumisos en un registro de morosidad para reclamar el recargo previsto en la ley -un 20 por ciento, lo que llevaría a reclamar 1,2 euros por receta-, ha explicado que todavía no ha iniciado el proceso para hacerlo.

"Se está buscando la manera de hacer más eficiente" el registro, han indicado las mismas fuentes, que han precisado que en cualquier caso tiene previsto reclamar la cantidad, si bien estudia la vía.

La negativa a pagar el euro por receta, que no impedía la adquisición del medicamento, ha sido promovida activamente en campañas de entidades vecinales y sindicatos, que han criticado una tasa que, a su juicio, grava la enfermedad y penaliza especialmente a los pacientes crónicos.

49,9 millones

El euro por receta, que según el Govern ha permitido reducir el número de recetas por su efecto disuasorio -Salud la bautizó como 'tique moderador'-, también ha permitido una recaudación de 49,96 millones de euros.

De hecho, según cifras del CatSalut, durante 2012 se ha producido una reducción del 8,3 por ciento de recetas dispensadas, especialmente durante el segundo semestre y sobre todo en los envases que se consideran "a demanda", como analgésicos, antiiflamatorios y antipiréticos, con una reducción del 10,5 por ciento.

A pesar de ello, 405.000 pacientes llegaron al tope de 36 euros por persona que había fijado el Govern como máximo, lo que representa que el 5,5 por ciento de la población catalana -los que consumieron más fármacos- pagaron el 32 por ciento del total recaudado.

La Consejería se había comprometido a revisar el funcionamiento de la tasa, para determinar si se ampliaba la lista de 127.000 personas exentas o qué sucedía con los 300 fármacos de entre 1,67 y 2 euros que, al asumir también el nuevo copago del Gobierno, pasaron a ser más caros con receta que sin ella.