Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Médicos y enfermeros, contra las unidades de gestión clínica en el SES

Critican que no se haya consensuado en la Mesa Sectorial

Lunes, 26 de mayo de 2014, a las 15:20
Redacción. Mérida
El Sindicato de Enfermería Satse ha mostrado su oposición a la implantación de las unidades de gestión clínica en el Servicio Extremeño de Salud (SES) al entender que es el “primer paso” a la “privatización del sistema”. Por su parte, el Sindicato Médico de Extremadura (Simex) ha criticado que “no haya consenso sobre la puesta en marcha de esta medida y que la gerencia del SES no haya presentado ningún proyecto”.

María José Rodríguez, secretaria general del Sindicato Médico de Extremadura.

En nota de prensa, Satse ha explicado que al tener conocimiento del proyecto - borrador de unidad de gestión clínica a implantar en el servicio de Cardiología y Hemodinámica del Hospital de Mérida se solicitó una reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad para que en la misma el director gerente del SES, Joaquín García Guerrero, informase a los sindicatos representativos del proyecto piloto que se intentaba crear.

“De la citada unidad sanitaria, que cuenta con un equipo profesional de nueve médicos cardiólogos, 18 enfermeras y seis auxiliares de clínica, nunca ha partido la iniciativa de crear dicha unidad de gestión sino que es una imposición del Ministerio de Sanidad, y solamente cuenta con el apoyo del jefe de la unidad”, ha asegurado Satse.

De este forma, las unidades de gestión clínica, al “gestionar sus propios presupuestos”, según Satse, “desestabilizan a los demás servicios de los centros hospitalarios”, ya que estas unidades “no fomentan la implicación de los profesionales sanitarios, sino que son la puerta de entrada de capitales y proveedores, farmacéuticos e industriales en el sistema público, donde prima lo económico - mercantilista sobre la prestación sanitaria de calidad”.

El Sindicato Médico de Extremadura remite en su web al documento de gestión clínica de la CESM de enero de este año.
El Simex asegura que aprobaran la gestión clínica que garantice el respeto de la relación jurídica contractual del personal sanitario, que podrá acceder a cualquier iniciativa de Gestión Clínica en centros de gestión directa o indirecta, sin precisar modificación de tal relación jurídica. Asimismo, defiende que el proceso de adhesión sea voluntario y que se respeten los derechos adquiridos por el personal.

Defiende, además, que “el  liderazgo esté bien definido, con selección transparente, basada en la igualdad, mérito, capacidad y publicidad, alejada de servidumbres políticas, con proscripción de la libre designación, y adecuada al tipo de Gestión Clínica (Asistencial médica, Cuidados de Enfermería etc.)”.