Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Mato: “Es necesario disminuir la distancia entre resultados en investigación y la terapia”

El galardonado, Aleix Prat, ha desarrollado una técnica genética que identifica subtipos moleculares de cáncer de mama

Lunes, 27 de febrero de 2012, a las 21:13
María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El proyecto de biología molecular del cáncer de mama presentado por Aleix Prat Aparicio, investigador del Instituto Vall de Hebrón (Barcelona), ha vencido a los 40 presentados a la tercera edición de la Beca Roche en Onco-Hematología Traslacional, distinción que ha recibido de la mano de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato. Para la directora médica de la farmacéutica, Carmen Valdés, Prat Aparicio es un ejemplo de que el talento investigador formado en el extranjero puede volver a España en las condiciones adecuadas. Por su parte, la ministra ha incidido en la idea del esfuerzo por disminuir "la distancia" entre el resultado investigador y la terapia que recibe el paciente mediante la colaboración público-privada.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, hizo entrega de la III Beca Roche al investigador Aleix Prat Aparicio. A la derecha, la mesa presidencial del acto, en la que Mato estuvo acompañada por Andreas Abt, director general de Roche España y Carmen Valdés, directora médica de Roche Farma España.


Tal y como explicó el propio investigador, el objetivo del proyecto ganador de la Beca Roche es introducir una nueva técnica genética que, por primera vez en un hospital español, ayude a identificar “subtipos moleculares de cáncer de mama, para mejorar el diagnóstico y la caracterización” del tumor, lo que conllevaría a identificar nuevos biomarcadores para “predecir la respuesta a fármacos antitumorales”. En definitiva, un paso más hacia la medicina personalizada con el horizonte puesto en “mejorar la calidad y cantidad de vida de los pacientes”, resaltó Prat Aparicio.

Las preocupaciones de los oncólogos, según Díaz-Rubio.

El compromiso de Mato con la investigación traslacional.

Los tres mensajes de Díaz-Rubio para la ministra: los oncólogos están “preocupados”

Eduardo Díaz-Rubio, Jefe de Oncología del Hospital Clínico San Carlos y portavoz del jurado, destacó el interés patente de los oncólogos médicos por la biología molecular, impulsada por hitos científicos como el descifrado del genoma humano. Y aprovechando la presencia de la ministra de Sanidad, realizó tres peticiones desde el ámbito de los oncólogos, según él, "preocupados". En primer lugar, instó a que pese a la crisis y el “elevado coste de las terapias oncológicas”, se garantice el acceso a los fármacos en toda España en condiciones de equidad. En segundo lugar, instó a seguir impulsando la investigación oncológica en red, y por último, una llamada a la formación de los oncólogos del futuro, pidiendo a la ministra que se “reconozca el quinto año” de esta disciplina en consonancia con “la normativa europea, para que se produzca la libre circulación” de profesionales españoles en Europa.

La ministra Ana Mato tomó la palabra en último lugar comprometiéndose a impulsar la investigación traslacional para “disminuir la distancia entre los resultados y la terapia que llega al paciente”. Un esfuerzo que, en su opinión, vendrá de mano de la colaboración público-privada. Y ejemplificando el interés del Ministerio en esta área, mencionó los retos de la última actualización de la Estrategia Estatal del Cáncer, así como el futurible Pacto por la Sanidad como garante de la asistencia sanitaria con calidad y equidad.

A la izquierda, Jaime del Barrio, director general del Instituto Roche. A continuación, los oncólogos ganadores de las dos ediciones anteriores, Luis Paz-Ares, Jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y Carlos Camps, Jefe de Servicio de Oncología del Hospital General de Valencia (dcha).