Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05

Mato da la cara por Lasquetty ante los retrasos de las mamografías

Martínez Olmos sugiere que la situación podría deparar en responsabilidad penal

Miércoles, 09 de octubre de 2013, a las 13:12

María Márquez. Madrid
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, se ha saltado la norma habitual que rige sus intervenciones en el Congreso, esa que dice que las cuestiones autonómicas han de defenderlas los consejeros y que la Cámara Baja debe tratar el ámbito sanitario estatal. Lo ha hecho para defender la actuación de la sanidad madrileña a la hora de solventar el retraso en la realización de mamografías, tras la exigencia del portavoz socialista José Martínez Olmos para que “investigue” por qué 30.000 mujeres no han podido someterse a esta prueba en los últimos siete meses.

Mato, durante su intervención de este miércoles.

Visiblemente molesta ante las críticas de Martínez Olmos, la ministra le ha pedido “que no haga demagogia” con esta situación y ha referido varios datos de la Consejería de Sanidad que lidera Javier Fernández-Lasquetty, como que este año se han citado a 70.000 mujeres, que hay 10.000 más programadas y que “se completarán las previsiones de este año” mediante el nuevo contrato que el equipo de Lasquetty está gestionando en estos momentos y que permitirá además, ha anunciado Mato, que “se pueda elegir la clínica donde quieran hacerse la mamografía”. Por su parte, Martínez Olmos le ha instado a “dirimir responsabilidades” asegurando que el asunto conlleva a “responsabilidad política y puede ser que penal”, sin olvidarse de la “preocupación” que este hecho ha originado en la Sociedad Española de Oncología Médica.

Martínez Olmos tiende la mano para frenar el aumento de las listas de espera

José Martínez Olmos, en su interpelación a la ministra.

Con un tono más constructivo, se ha abordado el problema del aumento de las listas de espera. El portavoz socialista de Sanidad ha anunciado que propondrá “un plan de choque” a la ministra, una “propuesta constructiva”, con el fin de atajar el aumento del 30 por ciento de estas demoras y para priorizar criterios de inclusión, en la línea de la intención de Mato, quien por su parte, ha agradecido la propuesta socialista al tiempo que ha admitido conocer la situación, así como “las medidas que vamos a adoptar” de acuerdo al Consejo Interterritorial. Esta cuestión ha sido una de las críticas más vehementes de Martínez Olmos en la sesión de este miércoles, cuando ha afirmado que desde que el PSOE dejó el Gobierno hasta la fecha actual, el tiempo espera de media había aumentado 27 días (de 73 a 100 días), al tiempo que ha criticado que la Comunidad de Madrid se haya incluido en el cómputo estatal cuando “no cumple el real decreto como lo hacen el resto de comunidades”.

Copago hospitalario: retirarlo incrementaría el precio de los fármacos

Ante la controversia por esta medida, que había escuchado horas antes en boca del portavoz socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, la ministra de Sanidad ha tachado de “demagogia” la petición de retirar la resolución que la contempla. Según Mato, “los medicamentos no supondrían entonces una aportación máxima de 4,20 euros por parte del usuario, sino que se incrementaría entre un 10 y un 40 por ciento”. Además, ha asegurado que los medicamentos sujetos a dicho copago se incorporaron al mismo entre 2007 y 2010, por tanto siguiendo directrices socialistas. Argumento este último rebatido por Martínez Olmos, quien ha insistido en que antes de la llegada del PP al Gobierno “no había aportación de los pacientes”. Mato ha anunciado que medidas de eficiencia como esta han permitido la incorporación de “38 nuevos medicamentos de alto coste” a la financiación pública.