Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25

Más de un 55 % de facultativos superan los 50 años

El SCS persigue la entrada al sistema de nuevos profesionales, especialmente especialistas

Miércoles, 13 de febrero de 2013, a las 11:59

Ángel Merino.
El Servicio Canario de Salud (SCS) ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial de Canarias el Plan de Ordenación de Recursos humanos, aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 24 de enero y fruto de la negociación con las organizaciones sindicales en la Mesa Sectorial de Sanidad.

Juana María Reyes, directora del Servicio Canario de Salud.

El presente plan es aplicable a todas las categorías, tanto de personal funcionario y estatutario adscritas al SCS. Engloba la jubilación y prolongación de la permanencia en el servicio activo debido a la preocupación que supone para el Gobierno la edad de la plantilla en el ámbito sanitario, donde el trabajador está sometido a condiciones de presión psicológica y física.

Esto viene motivado por los datos, con fecha 31 de julio de 2012, sobre distribución por  tramos de edad de la plantilla orgánica (tanto propietarios como interinos) del personal de instituciones sanitarias del SCS. Las cifras ponen de manifiesto que un 43,63 por ciento se sitúa en una franja superior a los 50 años, por lo que a corto plazo se va a producir un envejecimiento importante de la plantilla.

Destaca también que de 238 personas mayores de 65 años 149 sean facultativos, y de unas 6.500 personas, con edad entre los 50 y 60 años, hasta casi 1700 son médicos, lo que contribuye a que más del 55 por ciento de la plantilla total de facultativos canarios sean mayores de 50 años. Por todo esto, la permanencia en el servicio activo redunda en un aumento de la media de edad de la plantilla. Unos datos que llevan aparejado la existencia de un retraso en el acceso al mercado de trabajo de los jóvenes que vienen sufriendo las consecuencias de la crisis económica.

La Administración, teniendo todo lo mencionado en cuenta, desea mediante el presente plan cubrir todas las necesidades para proteger la salud en cuanto a la asistencia sanitaria se refiere. A su vez, persigue la entrada al sistema de nuevos profesionales, especialmente especialistas –el SCS forma un número importante cada año-; el adecuado redimensionamiento de las plantillas; y, dado lo elevado de los costes por sustituciones y guardias efectuadas por personal distinto a la plantilla adscrita al servicio, evitarlos con personal orgánico.