21 nov 2018 | Actualizado: 15:10

Más de 9.400 actuaciones oficiales de inspección sanitaria y laboratorio

En los últimos tres años se han analizado 4.800 muestras y 24.000 parámetros por año

Lunes, 28 de marzo de 2011, a las 12:57

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Unidad de Inspección Sanitaria y Laboratorio del Área de Salud de Gran Canaria, realizó más de 9.400 actuaciones oficiales durante 2010, entre levantamiento de actas de inspección sanitaria, actas de toma de muestras y análisis de alimentos, manipuladores de alimentos, aguas y de vigilancia de las encefalopatías espongiformes transmisibles (EET).

En los tres últimos años se han analizado 4.800 muestras y 24.000 parámetros por año, según informa el Laboratorio de Salud Pública de Gran Canaria que da soporte analítico a las actuaciones de prevención de los riesgos para la salud en el campo alimentario, epidemiológico y ambiental.

El Laboratorio de Salud Pública de Gran Canaria obtuvo en 2009 el reconocimiento de la competencia técnica según criterios recogidos en la norma UNE-EN ISO/IEC de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), para la realización de análisis físico-químicos y microbiológicos de productos agroalimentarios y de aguas.

Para servir de apoyo a los objetivos del Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria 2011-2015, desde hace dos años la Dirección de Área trabaja en la aplicación informática en materia de seguridad alimentaria SISA, que clasifica según perfil en seis niveles a los establecimientos alimentarios, cada nivel con una frecuencia de inspección.

La aplicación SISA permite la obtención de los listados de los establecimientos a inspeccionar, año por año, y el número de inspecciones anuales que deben llevarse a cabo en cada uno, pudiendo planificarse parte de las actuaciones de control anuales.

En términos generales, corresponde a las áreas de salud las funciones de gestión de los programas de higiene alimentaria, vigilancia epidemiológica, salud ambiental y gestión del laboratorio de salud publica; y a la directora de área de Salud, el control de inspección de las condiciones higiénico-sanitarias de actividades, así como la gestión de los distintos procedimientos necesarios para la concesión de los registros establecidos por razones sanitarias.