Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:00

Más de 500 profesionales se han formado con técnicas de simulación sanitaria en 2013

Este tipo de formación comenzó en 2009, en el Centro Regional de Simulación Sanitaria de la comunidad

Lunes, 18 de agosto de 2014, a las 16:01
Redacción. Valladolid
El Gobierno de Castilla y León, desde 2009, utiliza técnicas de simulación sanitaria para formar a los futuros profesionales, y así garantizar la seguridad de todos los procesos asistenciales.

Y desde entonces, la Junta ha formado en los últimos cinco años a casi 900 de estos profesionales, unos 370 sanitarios entre los años 2009-2012, y 526 solo en el último año, gracias a los 22 cursos de diferentes temáticas organizados por el Centro Regional de Simulación Sanitaria, dependiente de la Fundación del Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de la comunidad.

Este proyecto se concretó en la creación, a través del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, de unas instalaciones fijas dotadas de la tecnología necesaria para poder recrear las situaciones asistenciales, clínicas, quirúrgicas y hospitalarias necesarias para ofrecer a los alumnos una formación integral además de unas instalaciones móviles, que permitieran acercar esta oferta docente a otros puntos de Castilla y León y de España.

Entre las áreas docentes que se abarcaron en 2013 destaca la formación en Soporte Vital Básico (SVB) y uso de desfibriladores, donación de órganos y tejidos, atención prehospitalaria y cuidados de enfermería en el paciente crítico, tratamiento de las arritmias, anestesia inhalatoria o transporte pediátrico y neonatal. Además, se ha formado también a los futuros instructores de SVB y se han realizado talleres de parto, explica la Consejería de Sanidad en un comunicado.

El perfil de los alumnos del Centro de Simulación Regional también ha variado entre estudiantes y profesionales de distintos ámbitos sanitarios como, por ejemplo, alumnos MIR y EIR, médicos de familia, personal de emergencias, enfermeros, matronas, anestesistas o pediatras.

Equipamiento del Centro Regional de Simulación Sanitaria

La oferta formativa de 2013 ha incluido cursos meramente educativos y, también, acciones de entrenamiento y evaluación de competencias. Esto ha sido posible gracias a que la simulación sanitaria permite para replicar casos reales y enseñar técnicas eficaces de diagnóstico y tratamiento, al tiempo que se examina la aplicación de protocolos por parte de los alumnos. Un ejemplo de acción evaluativa ha sido el desarrollo, en las instalaciones fijas del centro, de las últimas Evaluaciones Clínicas Objetivas Estructuradas (ECOE) de matronas celebradas en Castilla y León.

Para poder llevar a cabo todos estos procesos, el centro utiliza tecnología avanzada basada en tres tipos de técnicas: robótica -maniquíes informatizados que reaccionan de forma similar a los pacientes en determinados procesos patológicos-; simulación virtual -software que recrea situaciones, casos clínicos o entornos anatómicos reales-; y cirugía experimental, basada en entrenamiento quirúrgico en un entorno en el que se reproduce la realidad, utilizándose para ello modelos animales o piezas anatómicas humanas recreadas.

Para desarrollar todas estas técnicas formativas; el Centro de Simulación Sanitaria de Castilla y León cuenta con los siguientes espacios: laboratorio para la simulación con pacientes críticos -reproduce un ‘box’ de una unidad de cuidados intensivos-; laboratorio para la simulación pediátrica y de neonatología -reproduce una U.C.I pediátrica dotada de cuna pediátrica; respirador, incubadora y maniquí infantil-; laboratorio para simulación de una consulta de Atención Primaria -para entrenar habilidades comunicativas y diagnósticas-; sala de control -con los equipos informáticos necesarios para controlar todas las acciones y grabar la imagen y el sonido que llega desde los distintos laboratorios para su posterior análisis o para su difusión- y la sala de visualización y análisis -donde los alumnos analizan sus prácticas, fallos y aciertos juntos con los instructores-.