Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:40

Martínez Lillo, nuevo subdirector médico del Hospital Universitario de Elda

También ocupará el cargo para la gestión del Centro de Especialidades de Elda y del Centro Sanitario Integrado de Villena

Lunes, 25 de agosto de 2014, a las 20:43
Redacción. Valencia
Vicente Martínez Lillo es el nuevo subdirector médico del Departamento de Salud de Elda, sustituyendo en el cargo a Ricardo Mora, y ocupándose de las funciones propias de subdirector del Hospital General Universitario de Elda, de la gestión del Centro de Especialidades de Elda y del Centro Sanitario Integrado de Villena.

Vicente Martínez Lillo.

Según explica la Consejería de Sanidad de Comunidad Valenciana, Martínez Lillo es especialista en Cardiología, Neumología y Medicina del Trabajo. Ha desarrollado su labor profesional en el Sanatorio Nacional Cardiovascular de San Vicente, en el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy, donde fue el encargado de poner en marcha la Unidad de Cuidados Intensivos, y posteriormente en el Hospital de San Vicente, hasta su nombramiento como subdirector del Hospital de Elda.

Para Martínez Lillo la gestión se presenta como un reto nuevo, aunque reconoce que sus objetivos van a ser los mismos que en el ámbito asistencial: “el paciente y el profesional. Es decir, al paciente hay que ofrecerle la mejor atención sanitaria acompañada  de una alta calidad asistencial. Y al profesional también tienes que darle las mejores condiciones de trabajo posible para que desarrolle su labor. Sin duda, de este modo se beneficia tanto a los usuarios como a los trabajadores”.

Asimismo, el nuevo subdirector médico del Hospital de Elda pretende “establecer la máxima coordinación posible entre la Atención Especializada y la Atención Primaria, consiguiendo una excelente interrelación entre ambos niveles asistenciales, ya que está demostrado que si existe una relación fluida entre Primaria y Especializada el usuario recibe una mejor asistencia, al tiempo que se puede aumentar la accesibilidad al sistema sanitario. Y, por supuesto, una verdadera interrelación también repercute en el correcto funcionamiento de la sanidad”.