Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Martínez: “El SNS está enfermo y los gobiernos no llaman al médico”

El secretario general de CESM presenta en Cáceres el decálogo para paliar la situación del SNS

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Cáceres
"El sistema nacional de salud está en peligro, no sólo amenazado sino enfermo y los Gobiernos no quieren llamar al médico". Así de contundente se muestra el secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Patricio Martínez, ha participado en la I Jornada Sindical de la Profesión Médica de Extremadura, celebrada en el Colegio de Médicos de Cáceres.

Patricio Martínez, secretario de CESM.

Desde la CESM no se explica que se contemplen "medidas tan extraordinarias como el copago" cuando antes no se han adoptado otras relacionadas con la gestión de los recursos. De ahí que esta organización que agrupa a los sindicatos médicos españoles proponga un decálogo de actuaciones para garantizar la sostenibilidad sanitaria.

Entre ellas destacan que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud -en el que participan el ministerio y las consejerías con competencias sanitarias- tenga un carácter decisorio y no de "mero asesoramiento al Gobierno". También propone reducir el gasto derivado de la carga burocrática que implica la "cantidad de cargos intermedios que hay en el sistema sanitario y los 17 servicios nacionales de salud, más Ceuta y Melilla".

Otra de sus propuestas pasa por que las partidas que el Gobierno destina a las Comunidades Autónomas para Sanidad tengan un carácter finalista. Es decir "que los parlamentos autonómicos no puedan gastar en otros sitios el dinero que en los Presupuestos Generales del Estado se destina a Sanidad".

Por otro lado, Patricio Martínez también propone incrementar la productividad y eficiencia del sistema nacional de salud porque considera "una vergüenza" que debido a la fragmentación no haya una tarjeta individual sanitaria en todo el Estado, que no se pueda unificar la historia clínica y que todavía la receta electrónica no circule por todo el territorio español. También pide acabar con el intervencionismo político "manifestado en el nombramiento caprichoso de ciertos puestos gerenciales" y "racionalizar el uso de los recursos".

Otra de las reclamaciones centrales del profesionalismo médico es un Pacto de Estado por la Sanidad, que ya "propuso el ministro Bernat Soria, no desarrolló Trinidad Jiménez y no parece que la nueva ministra tenga interés en sacar adelante". Por otro lado, indica que es "lamentable que en dos años hayamos conocido tres ministros de Sanidad".

Otro de los caballos de batalla del sindicalismo médico es "devolver al médico, que posee el conocimiento del ejercicio de la profesión la gestión clínica de los servicios porque nuestra especial responsabilidad exige que nos corresponda el liderazgo en la coordinación de los mismos".

Para Patricio Martínez, la crisis económica internacional "se suma a los errores y deficiencias propias de los políticos" por lo que en estos momentos la viabilidad económica del Sistema Nacional de Salud está. Hasta ahora, asegura, la calidad ha acompañado al Sistema Nacional de Salud, "no por los políticos, sino por el esfuerzo profesional de los médicos". Pero de cara a un futuro próximo "será difícil sostener económicamente la multiplicación de 17 sistemas", por su fragmentación y heterogeneidad.

Jornada sindical

Por su parte, el presidente del Sindicato Médico de Extremadura (Simex), Fernando Pérez Escanilla, anunció que esta formación se presentará por primera vez en solitario a las elecciones del próximo 2 de diciembre y no en coalición con el Sindicato de Enfermería debido a una serie de "deslealtades" por parte de estos últimos.