Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 15:00

María Jesús Fraile, la subsecretaria ausente

Se la ha visto en los Interterritoriales y el Congreso, pero nunca como representante institucional

Martes, 08 de enero de 2013, a las 12:50

María Márquez. Madrid
El balance del primer y complicado año del equipo de Ana Mato al frente del ministerio de Sanidad revela la destacable ausencia pública de un cargo cuyos antecesores tuvieron un papel más mediático: la Subsecretaría de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Mientras que el protagonismo de la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, y del secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha ido en aumento en los últimos doce meses, María Jesús Fraile no ha ejercido de representante institucional en ningún acto y se ha limitado a las comparecencias en el Congreso y los Consejos Interterritoriales.

María Jesús Fraile, actual subsecretaria de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Leandro González, su antecesor en la última etapa socialista (parte superior); Fernando Puig de la Bellacasa y Consuelo Sánchez Naranjo (parte inferior), primero y segunda subsecretarios de Sanidad de la era Zapatero.

Pese a su inexperiencia en el ámbito sanitario, Fraile había lidiado con anterioridad con otra Subsecretaría ministerial, la de Medio Ambiente en el Gobierno de José María Aznar. Y si sus antecesores en los últimos años (principalmente Fernando Puig de la Bellacasa y Consuelo Sánchez Naranjo) eran oradores habituales en ciertos eventos ministeriales así como ‘representantes’ de los ministros en otros, Fraile no ha tenido ningún tipo de protagonismo mediático en su primer año en el Paseo del Prado salvo las citas ‘obligadas’ ante el Congreso para explicar los dos presupuestos que ha gestionado el equipo de Mato en esta primera legislatura.

Con la era Zapatero, Puig de la Bellacasa tomó las riendas de la Subsecretaría de Sanidad, llamado por la exministra Elena Salgado, y era un habitual en diferentes actos del sector. Consuelo Sánchez Naranjo fue su relevo asumiendo también las competencias de Consumo, y tanto Bernat Soria (quien la ‘rescató’ desde el ministerio de Administraciones Públicas) como Trinidad Jiménez depositaron una gran confianza en ella como representante institucional en múltiples eventos sanitarios. La llegada de Leire Pajín al Paseo del Prado supuso la remodelación de un gabinete que apenas contó con un año de vida, y salvo José Martínez Olmos en la Secretaría ministerial, el resto del equipo no ‘sobrevivió’, entre ellos Sánchez Naranjo, quien fue relevada por Leandro González Gallardo.