Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Madrid y Baleares lideran el estudio de una aplicación informática que comparta historias clínicas con la privada

Entre sus ventajas, evitar la duplicación de pruebas y mejorar el seguimiento del paciente

Miércoles, 27 de julio de 2011, a las 16:17
María Márquez. Madrid
Una reclamación histórica de la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) es la de acceder a historias clínicas de pacientes que comparte con la sanidad pública, proceso sobre el que ciertas autonomías se han puesto a trabajar. Es el caso de Madrid y Baleares, que al parecer toman ventaja con respecto a otras regiones. Zaida Sampedro, directora general de Sistemas de Información Sanitaria de la Comunidad de Madrid, anunciaba recientemente el interés del equipo de Fernández-Lasquetty en "empezar a estudiar después del verano" esta iniciativa.

Madrid, escenario ideal para el piloto

Gabriel Uguet, presidente de la FNCP y Zaida Sampedro, directora general de Sistemas de Información Sanitaria.

Para el presidente de la FNCP, Gabriel Uguet, esta iniciativa tendría dos ventajas fundamentales: evitar pruebas duplicadas y mejorar el seguimiento del paciente. Si bien no ha tenido contacto recientemente con la consejería madrileña, Uguet sí admite que esta autonomía es una alumna aventajada a nivel nacional, junto a Baleares, en el estudio de una aplicación informática que posibilite esa historia clínica compartida. En esta línea, asegura que Madrid “sería el escenario perfecto para lanzar el piloto”, a pesar de que es consciente de que el sistema operativo será complejo dada la heterogeneidad de los ritmos de trabajo de las 17 autonomías.

Sin entrar detalladamente en conceptos informáticos, el presidente de la patronal señala que la fórmula ideal sería “que las historias se colgasen en una nube a la que se accediese con un código para el centro y otro para el paciente con medidas de seguridad muy estrictas”. Por otro lado, Uguet se muestra confiado en que dicha iniciativa saldrá adelante al contar con el apoyo de la ministra de Sanidad, Leire Pajín, quien en una reunión mantenida el pasado martes, le mostró su interés “para que la historia electrónica sea única en toda España”.