Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Los sindicatos se comprometen a reclamar el abono de la paga extra de diciembre

Tomarán las “medidas legales precisas” tras el pronunciamiento del Tribunal Constitucional

Miércoles, 30 de enero de 2013, a las 13:36

Redacción. Bilbao
La decisión de eliminar la paga extraordinaria correspondiente al mes de diciembre de 2012 a los funcionarios vascos sigue provocando reacciones. La última de ella ha llegado desde los sindicatos, que han mostrado su intención de actuar en contra de esta medida en caso de que el Tribunal Constitucional la ratifique en su resolución.

José Antonio de Léniz, secretario general de Satse Euskadi.

A través de un comunicado emitido de forma conjunta, UGT-E, Satse, Er. N.E, Fesitess Euskadi, CSI-F, SME, FFHE, USO, Euspel y SAE se han comprometido a “realizar todas las acciones legales para la reclamación de la paga”, alegando que la situación de los funcionarios dependientes del Gobierno vasco se encuentran en una situación “diferente” a la de los del resto del Estado dado que la paralización del abono se produjo por orden del Constitucional.

Desde los diferentes grupos sindicales se ha justificado el hecho de no haber tomado aún ninguna medida alegando que “todas las Asesorías recomiendan no presentar reclamaciones hasta que el Tribunal Constitucional no se pronuncie”.  De la misma manera, pide a los trabajadores no realizar demandas individualizadas antes de dicho pronunciamiento para evitar las consecuencias que ello podría acarrear.

“En el mejor de los casos podría conllevar su paralización por los tribunales; pero en el peor se podría obtener una sentencia que deniegue el pago de manera expresa y personal, lo que supone que si posteriormente se acuerda el pago de la extra, ese trabajador no podría cobrarla por con sentencia firme que se lo deniega”, se informa en el texto.

Desde los diferentes sindicatos se ha decido esperar y “buscar el momento adecuado” para actuar. “Se trata de hacer las cosas bien y no generar falsas expectativas o realizar acciones en contra de los intereses de los trabajadores”, concluye el escrito.