Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Los sindicatos denuncian las “carencias” del Servicio de Urgencias de Gernika

La ausencia de personal de limpieza y técnico de laboratorio en turno de noche, entre las críticas

Martes, 22 de octubre de 2013, a las 14:09

Redacción. Vitoria
Los sindicatos ELA, LAB, UGT, CCOO, ESK y SATSE han defendido que la apertura este pasado lunes del nuevo Servicio de Urgencias del Hospital de Gernika-Lumo por parte del consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón, "no es motivo de orgullo" ya que cuenta con "demasiadas carencias" que "nos hace pensar que se trata de un nuevo PAC (Punto de Atención Continuada)".

En un comunicado, las centrales sindicales han denunciado que, una vez más, la dirección de Osakidetza, "con el consejero a la cabeza, se afana por aparecer en la foto de una inauguración". "En esta ocasión le toca el turno al servicio de urgencias del Hospital de  Gernika Lumo, que por tercera vez, en menos de medio año, ha recibido la visita de los directivos", ha añadido.

En este sentido, han afirmado que no es precisamente "motivo de orgullo" la apertura de este servicio, que, a su juicio, presenta "demasiadas carencias". En concreto, han citado "deficiencias" en la contratación de su personal como la "ausencia" de personal de limpieza y de técnico de laboratorio en el turno de noche.

Respecto al trabajo de laboratorio, han afirmado que pretenden que lo realicen las enfermeras del turno de noche "en un clarísimo incumplimiento" de las propias instrucciones y decretos de Osakidetza, como son la instrucción 1/2008 y decreto de puestos funcionales.

Los sindicatos han señalado que "nuevamente incurren en contradicciones" porque la figura de la enfermera especialista de laboratorio desapareció, estableciendo que sólo un técnico de laboratorio podía realizar esas funciones.
"Una vez más pretenden ahorrar puestos de trabajo a costa de imponer nuevas cargas a otro colectivo sin reconocimiento alguno. Tampoco tiene previsto disponer de especialistas (traumatología, pediatría, cirugía), ni de un quirófano de urgencias", han añadido.

Los sindicatos han denunciado que Osakidetza ha creado "un espejismo de hospital con la cama hospitalaria más cercana a más de media hora de distancia por carretera y que ha tenido un  coste que asciende a más de 34 millones de euros". Por ello, creen que se está ante un "nuevo ataque a la sanidad pública".