14 dic 2018 | Actualizado: 17:40

Denuncian la falta de medios del Samur en Bilbao

Piden más personal y una renovación de los vehículos

mar 22 marzo 2011. 17.44H

Redacción. Bilbao
Desde que en el año 2005, el Samur se integrase en la red de Osakidetza el número de intervenciones que atienden anualmente se ha triplicado. Sin embargo, según el Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE), no ha sucedido lo mismo con la plantilla, que no solo no se ha incrementado, sino que ha tenido que asumir el incremento de las intervenciones al tiempo que iba envejeciendo, una situación que ha llevado en ocasiones a provocar el paro de alguna de sus ambulancias como consecuencia de la escasez de personal.

No se ha convocado una OPE desde 2003.

Desde el sindicato aseguran que no se convoca una OPE desde 2003 y la edad media de los 32 trabajadores, entre técnicos sanitarios y enfermeros, es de 49 años., mientras que uno de ellos tiene más de 60 años y 21, entre 45 y 55, algo que , según el delegado de Emergencias de este sindicato, empieza acusar el servicio ya que a menudo se presentan problemas de bajas que no pueden ser cubiertas.

La Ley establece que las ambulancias de Soporte Vital Básico, distintas de las medicalizadas, deben llevar dos miembros de dotación, aunque las recomendaciones sanitarias la elevan “a un mínimo de tres” para cumplir dignamente con el servicio al ciudadano.

No son los únicos problemas que ha detectado el personal del sindicato, que rambién se queja de problemas en el mantenimiento de los vehículos. Una de las dos ambulancias de la base se quedó sin frenos y «estuvimos a punto de chocar», a otra le falló la dirección y, el pasado año, un conductor se negó a manejar una ambulancia porque llevaba tres meses con la ITV caducada «por un olvido».

El material es obsoleto y dicen haber tenido que pedir prestado a Osakidetza «parches para la monitorización de pacientes y bombonas portátiles de oxígeno», elementos «imprescindibles para una ambulancia de los que el Consistorio no nos dota».

La insatisfacción de los trabajadores contrasta con la buena nota que los pacientes atendidos otorgan al SAMUR, considerado en una reciente auditoría sobre el nivel de calidad como el servicio municipal con el grado más alto de satisfacción por parte de los usuarios. Entre otras preguntas, se les interrogó sobre cómo se habían sentido tratados. «Es por la profesionalidad, el paciente no tiene por qué sufrir nuestros problemas internos», mantiene el delegado del SVPE.

El sindicato pide al Ayuntamiento «tres personas por ambulancia para ofrecer un servicio digno al ciudadano y proteger la salud de los trabajadores», que se convoque una OPE de forma inmediata y «el abandono de la política de interinidades». Sostienen que 10 de los 32 trabajadores que componen la plantilla son interinos.