Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Los sindicatos creen que la figura del supervisor evidencia que la externalización sigue adelante

No entienden que se constituya en un contexto de reducción de la estructura administrativa

Lunes, 15 de abril de 2013, a las 23:02

Redacción. Madrid
Diversos sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad han lamentado la creación del supervisor de centros de gestión externalizada, al considerar que esta figura implica que los planes de externalización de seis hospitales y 27 centros sanitarios “no tiene marcha atrás” para el Gobierno regional.
 

Julián Ezquerra, secretario genral de Amyts y José Manuel Freire, secretario general de Satse.

El nuevo director general de Seguimiento y Control de Centros Sanitarios de Gestión Indirecta, Manuel Molina, ha tomado este lunes posesión de su cargo y su figura supondrá “una garantía para las personas que ven con desconfianza” el modelo de gestión externalizada al reforzarse los elementos de control y supervisión de estos centros, según ha dicho el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de Amyts, Julián Ezquerra, se ha mostrado crítico con la puesta en marcha de esta Dirección General al considerar que “no procede” esta medida, con independencia de la valía de su titular Manuel Molina.

Ezquerra ha detallado que Amyts está “en contra de la privatización de hospitales” al ser un modelo de gestión “más caro para las ya escasas arcas” de la Comunidad. “No entendemos una figura de esas características” ha dicho Ezquerra para reprochar que se constituya este cargo en un contexto de reducción de la estructura administrativa y cuando “se han rescindido” contratos de médicos eventuales. “Es dar el visto bueno a la privatización”, ha apostillado luego.

Por su parte, el portavoz de Satse, José Manuel Freire, ha comentado que su organización “no puede aplaudir” la creación de esta figura que “no se habría constituido” sin los planes para externalizar nuevos centros sanitarios en la región. “No soy optimista de que se dé marcha atrás en la externalización”, ha agregado.

No obstante, ha apuntado que si se “fragua y cristaliza” el proceso, “al menos tiene que existir un mecanismo de control” y que las competencias del supervisor son “necesarias” para ese objetivo. Por otra parte, ha dicho que Molina le merece “fiabilidad y confianza” para desarrollar este puesto y que estarán expectantes a su desarrollo.