11 dic 2018 | Actualizado: 10:10

Los pacientes valoran la libre elección

El sindicato médico sigue quejándose del área única

dom 17 noviembre 2013. 13.46H

Cristina Mouriño.
Tres años después de su puesta en marcha, la libre elección de médico, enfermera y centro hospitalario tiene medianamente satisfechos a los pacientes, y algo disconformes a los profesionales.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid ha señalado a Redacción Médica que en el caso de los especialistas de Oncología es complicado pasar de un hospital a otro. La AECC reconoce que en este campo “no es norma habitual el pedir cambio de especialista o de centro”.

Laura Carrasco y Julián Ezquerra.

Por su parte, la Asociación de Párkinson de Madrid, afirma no tener cuantificado cuántos pacientes ejercen la libre elección en Neurología. Su directora, Laura Carrasco, asegura que “es un derecho útil pero del que no se debe abusar”. “Valoramos muy positivamente la libre elección pero creemos que su uso debe ser racional para no colapsar el sistema”, ha añadido. “Reconocemos la facilidad para cambiarse de especialista, pero no lo provocamos de forma masiva”.

Por su parte, el sindicato médico Amyts manifestó en su momento su oposición al área única, pero según ha aclarado su secretario general, Julián Ezquerra, “nunca ha rechazado la libertad de elección”. “El paciente siempre ha podido elegir”, ha explicado, “pero para mejorar esta posibilidad no era necesario modificar la constitución de las áreas sanitarias”.

Según Amyts, “el área única solo tenía como objetivo el desmantelamiento de la estructura de la Atención Primaria y la facilitación del flujo de pacientes entre hospitales, requisito previo a la privatización de los mismos. El tiempo nos ha dado la razón, y el área única supone el fin de la Atención Primaria y el comienzo de la privatización de hospitales”, ha denunciado Julián Ezquerra.

A su juicio los datos presentados hace unos días por la consejería “no dicen nada”. “Si los cambios de forma mayoritaria lo son dentro del mismo centro de salud, como han manifestado, el cambio ha demostrado ser innecesario”. “Además, sería necesario contrastar estos datos con los cambios que existían anteriormente. Dan información parcial y sesgada”.

La oposición política sigue escéptica

En cuanto a los partidos de la oposición, Izquierda Unida siempre ha sido muy crítico con la Libre Elección y con el Área Única Sanitaria, ambos estrechamente relacionados.“Todos recordamos cómo el Gobierno Regional en la pasada Legislatura, presentaba el Área Única como uno de los proyectos que venía a mejorar la asistencia sanitaria en la Comunidad de Madrid”, ha señalado Rubén Bejarano, portavoz de IU en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, a Redacción Médica.

Rubén Bejarano y José M. Freire.

“Hoy seguimos siendo muy escépticos con los logros de la libre elección porque no vemos un avance en la mejora de la calidad asistencial de nuestro sistema sanitario”. “IU habría dado prioridad a otro tipo de proyectos para mejorar los problemas estructurales de nuestro sistema”, ha explicado. “Creo que es importante recordar que muchos expertos de gestión sanitaria, y la propia OMS, sigue reconociendo y fomentando un sistema contrario al que gestiona hoy este Gobierno regional con el área única sanitaria. Nosotros seguimos defendiendo el sistema de áreas por el que tradicionalmente se ordenaba nuestro sistema sanitario público. Hoy hemos retrocedido a un sistema más obsoleto, más centralista y que fomenta la competencia entre centros. Sin duda, el sistema anterior, de áreas territoriales, era mucho más operativo, era mejor la planificación, la coordinación y la propia asistencia”, ha destacado.

“Estamos convencidos, ha continuado, de que este sistema no fue ni mucho menos una demanda ciudadana. Al desaparecer las áreas sanitarias, empeoran los instrumentos de gestión de recursos y empeora la coordinación entre los servicios de Atención Primaria y los servicios de atención especializada, alejándose funcionalmente entre los hospitales y sus áreas de influencia. La Ley General Sanitaria permitía perfectamente a los usuarios un cambio entre profesionales en los distintos centros de salud. El 95 por ciento de los cambios realizados por usuarios se hubieran podido producir igual con la legislación anterior”.

Por su parte, el portavoz del PSM en la Comisión de Sanidad, José Manuel Freire, coincide con Rubén Bejarano en lo innecesario de la libre elección y el área única. Freire ha asegurado que “el PP vendió la libre elección como el santo grial por dónde van los servicios públicos, entendiendo que ello favorece a la competencia, y que, por tanto, hace más fácil la introducción de elementos de mercado en esto”. “Han hecho de la libre elección una pieza de su ‘marketing político’ pero con una increíble dosis de incompetencia profesional, técnica y política. Freire asegura que “la legislación que ha hecho el gobierno regional es perfectamente innecesaria. El 95 por ciento de los cambios habidos en Madrid se hubieran podido producir igual con la legislación anterior”, ha apuntado. “¿Por qué la pusieron en marcha? Sencillamente para deshacer las áreas sanitarias y establecer ‘corralitos hospitalarios’”, ha criticado.