Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Los niños de Son Espases disfrutan de un espacio agradable

Antonio Fernández-Coca, mediante la decoración, mejore el estado anímico de los pequeños

Miércoles, 16 de marzo de 2011, a las 18:08

Redacción. Palma
Los niños ingresados en el Área de Pediatría del Hospital Universitario Son Espases ya pueden disfrutar de un espacio que hará que su estancia sea más agradable. El consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, y el creativo e ilustrador Antonio Fernández-Coca, han presentado la primera fase de la decoración de esta área del centro.

Vicenç Thomàs y Antonio Fernández-Coca, en su visita al Área de Pediatría de Son Espases.

El objetivo de este proyecto es que, mediante la decoración, mejore el estado anímico de los niños ingresados en el Hospital, se trata de crear un ambiente agradable y de hacer pedagogía.

El proyecto de decoración de Son Espases se basa en impartir valores. Un Perro de Ganado llamado Salud, que utiliza transportes sostenibles, es el hilo conductor de la decoración. Este es humanizado muestra, tanto en los pasillos como en las habitaciones, escenas propias de las Islas.

29 habitaciones decoradas

En esta primera fase se decoran las 29 habitaciones del módulo B del área de hospitalización de Pediatría, aunque el proyecto, mucho más ambicioso, quiere humanizar todo el área, una superficie aproximada de 3.500 metros cuadrados. La Fundación Bancaja, con una aportación de 20.000 euros, y Telefónica, con 17.700 euros, han financiado esta primera fase de la decoración, que sube hacia 37.000 euros.

Por su parte, Thomàs ha manifestado que "las habitaciones y las paredes ya decoradas intentan mitigar el ambiente frío que presenta un hospital. El objetivo es ofrecer un espacio más agradable y hacer más humana la estancia hospitalaria de los niños ingresados. Y es que el ambiente en el que se presentan los cuidados puede tener un impacto positivo en la estancia y en la recuperación de los niños ingresados ". Así, ha mostrado su deseo de que "el proceso de decoración que comienza hoy se convierta en una zona de entretenimiento y distracción, que ayude a disminuir el aislamiento y el estrés emocional que puede provocar un ingreso hospitalario a los niños".

Fernández-Coca, aseguró que "el objetivo de la decoración no es sólo hacer dibujos, sino que lo más importante es crear un espacio de comunicación entre los niños ingresados y sus familiares".