Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 08:50
Miércoles, 15 de febrero de 2012, a las 00:30

la entrevista de redacción médica
ENTREVISTA CON VICENTE MATAS, COORDINADOR DEL CENTRO DE ESTUDIOS DEL SIMEG
“Los MIR han recibido el palo más grande de la crisis”
Asegura que los médicos españoles están “al límite” y augura dos años más de sueldos congelados, pérdidas de complementos y recortes “encubiertos”

Javier Leo / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (Simeg-CESM), alerta sobre la grave situación de los médicos españoles ante los recortes en materia sanitaria. Pérdidas de poder adquisitivo en torno al 20 por ciento, reducciones de entre 3.000 y 5.000 euros en las retribuciones anuales, congelaciones salariales, pérdidas de complementos y situación precaria de los MIR, que son los que “han recibido el palo más grande de la crisis”. El panorama se presenta difícil y la emigración parece una de las pocas salidas, también para los médicos.

Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (Simeg-CESM).


¿Cuáles son las perspectivas salariales para los médicos españoles en 2012?

Para 2012 las perspectivas son malas, son negativas. Los médicos hemos sufrido desde 2010 un recorte muy importante en el sueldo, muy superior al de otras categorías, por encima del 8 y el 9 por ciento. Eso se puede traducir perfectamente en una pérdida de entre 3.000 y 5.000 euros al año para cada uno de los médicos españoles. En 2011 llegó un nuevo recorte: las pagas extra. En 2010 se pagó una bien y otra reducida y en el 2011 fueron las dos reducidas. Fueron tan reducidas, que el sueldo y los trienios para los médicos se quedó por debajo de otras categorías salariales inferiores. Por si fuera poco, en 2012 estamos con los sueldos congelados. Creímos que con eso habría suficiente, pero a final de año nos encontramos con la sorpresa de que el Gobierno decide subir la retención del IRPF.

La cuestión de que pague más quien más tiene es un principio con el que todos estamos de acuerdo, pero en ocasiones se hace mucha demagogia con esto. Los médicos, que en su inmensa mayoría dependemos de una nómina, pagamos con relación a esa nómina y tenemos que pagar mucho más; no más, mucho más. En 2012 el sueldo se congeló y vino este recargo en el IRPF que va a suponer a los médicos una carga importante que se suma a los recortes anteriores. Hasta tal punto que un residente, que en los primeros años está en torno a lo que es un mileurista, 15.000 euros al año, y la retención le va a suponer unos 47 euros menos al año. Sin embargo, para un médico que con guardias  tenga un sueldo tres veces superior, equivalente al de un profesor de instituto, un sueldo normal para lo que se exige, el saldo a pagar es 16 veces más que el residente, cerca de los 700 euros. Nuevamente con la progresividad, con la que yo estoy de acuerdo, se les ha ido la mano.

"Para 2012 las perspectivas son malas".

"Los médicos han perdido el 20% de su poder adquisitivo".


¿Es entonces la clase media médica la que más está sufriendo?

El recargo, como es progresivo, lo está sufriendo mas la clase media. Bien es verdad que quien tiene un sueldo muy alto paga más, pero ya nos gustaría a los médicos tener el sueldo de los banqueros. Hay médicos que pagan mucho más, pero son muy pocas personas.

¿Cree que este año puede haber un nuevo recorte en los salarios de los empleados públicos?

Vicente Matas en la sede de Sanitaria 2000.

Espero que no, porque el esfuerzo que se ha hecho es ya importante. Bien es cierto que, concretamente en el sector sanitario y en los médicos, sí se pueden recortar guardias, centros de urgencias, etc. Eso, al fin y al cabo, repercute algunas veces en el sueldo, ya que si no se hace la guardia no se cobra. Ahí sí puede haber recortes, igual que en los complementos, pero no esperamos una bajada de sueldo generalizada.

¿Considera que los médicos españoles puede apretarse el cinturón un poco más, o ya están al límite?

Están en el límite, se han apretado el cinturón mucho. Porque tenemos que tener en cuenta que la inmensa mayoría somos profesionales que trabajamos para el sistema público de salud. Tenemos una nomina perfectamente fiscalizada y con la que pagamos ya bastante, que es lo que a mí me enfada, porque quien más sueldo recibe ya está pagando muchos más impuestos. En este sentido, los MIR es a los que más han castigado, porque les han tratado como si tuvieran un sueldo de 30.000 o 40.000 euros anuales, quitándoles el 8 o el 9 por ciento de su salario, cuando esos sueldos son de 15.000 euros, lo mismo que un pinche de cocina o un celador, con todo el respeto para esas categorías que son muy importantes para el Sistema Nacional de Salud (SNS). El recorte que han sufrido los MIR es mucho mayor que la de estos profesionales, que están en la misma franja salarial.

¿Los recortes están afectando ya a la calidad asistencial?

Hay recortes que sí están afectando a la calidad asistencial, porque cuando no se sustituye un médico, se cierran camas o quirófanos, se prolonga la lista de espera, por ejemplo. Los médicos son profesionales que se desviven por los pacientes y ponemos mucho más de lo necesario para que todo salga adelante día a día. Es cierto que cuando en Primaria en un centro de salud falta un medico por enfermedad, en vez de poner un sustituto tiene que ver a los enfermos un compañero, y no es lo mismo, evidentemente, ver a 40 pacientes que a 50 ó 55. Cuando han cerrado un centro de urgencias y los pacientes se tienen que desplazar, se pierde en calidad asistencial. Igual había centros de urgencias no justificados por los ratios, algunos por motivos políticos, pero si al paciente que tenía su centro de urgencias a cinco minutos se lo ponen a veinte, algo le han afectado. Y en los hospitales, cuando se cierran quirófanos, tenemos el desagradable ejemplo de lo que está pasando en Cataluña.

Lea la entrevista completa