21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

“Los médicos no nos sentimos muy bien representados ni por los sindicatos ni por los colegios”

La formación continuada, la investigación, las relaciones internacionales y los proyectos profesionales son los cuatro pilares de su mandato al frente de la SEC para los dos próximos años

Jueves, 26 de enero de 2012, a las 16:18

Ricardo López / Eva Fariña. Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Vicente Bertomeu ha participado en uno de los Cafés de Redacción que organiza Sanitaria 2000, donde ha expuesto los cuatro pilares sobre los que asentará su mandato durante los dos próximos años. El nuevo presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha indicado que la formación continuada, la investigación, las relaciones institucionales con otras sociedades científicas, tanto nacionales como internacionales, y los proyectos profesionales son ya las bases sobre las que está trabajando junto con su Junta Directiva. Bertomeu compaginará esta labor con la Jefatura del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Sant Joan de Alicante. El presidente de la SEC ha defendido el papel de las sociedades científicas en el ámbito profesional, puesto que los médicos no se sienten “muy bien representados por los sindicatos ni por los colegios médicos”.
 

Vicente Bertomeu, presidente de
la Sociedad Española de Cardiología.

¿Qué balance hace de estos primeros meses en la Presidencia de la SEC?
Estas primeras semanas tras la toma de posesión han sido muy intensas y ya hemos celebrado dos reuniones del Comité Ejecutivo, en las que básicamente hemos dado la bienvenida a los nuevos cargos electos y hemos hecho una distribución de las funciones. Todos los miembros del Comité Ejecutivo tienen una misión específica, incluidos los cargos electos, que trabajan durante dos años con la Junta Directiva y participan de todas las decisiones. Por tanto, es una época de renovación y reestructuración de algunos departamentos, que debemos adaptar a la situación actual.

Tras estar dos años como presidente electo, usted conoce bien la Sociedad Española de Cardiología. ¿Qué proyectos le gustaría poner en marcha?
El periodo de mandato solo son dos años, en los que realmente no da tiempo a reflexionar sobre qué se quiere hacer, sino que esas ideas deben estar planificadas y organizadas. Las actividades de este Ejecutivo podríamos resumirlas en cuatro grandes apartados. En primer lugar está la formación continuada, precisamente la responsabilidad del presidente electo, la actividad que he desarrollado hasta ahora. El objetivo es hacer un mayor desarrollo de todos los programas de formación continuada, especialmente aquellos online o no presenciales.

Uno de los pilares de su mandato se basará en los proyectos profesionales.

Así es, la razón fundamental es que los médicos, en general, no nos sentimos muy bien representados ni por los sindicatos ni por los colegios médicos. No es una crítica a las instituciones, sino una realidad. Tal vez con los colegios médicos hay mayor representación, pero ni con los sindicatos de clase ni con los específicos se sienten los profesionales bien representados.
 

Bertomeu analiza los proyectos de su Junta Directiva para los dos próximos años.

El presidente explica que los médicos no se sienten "representados ni por los sindicatos ni por los colegios".

España atraviesa una difícil situación económica y usted ha anunciado que quiere adaptar la sociedad científica que preside a esta nueva realidad socioeconómica. ¿De qué forma está afectando la crisis a la SEC?
Hoy en día todo el mundo nota la crisis, porque es global y afecta a todas las estructuras, especialmente a la industria farmacéutica y la de dispositivos. El Gobierno anterior ha sido especialmente riguroso con ellos, por no decir otro adjetivo más fuerte. Nosotros lo hemos notado, al igual que el resto del sector. Sigue habiendo dinero, pero en menor cantidad, por lo que es necesario administrarlo mejor y de forma responsable. Lógicamente, la Sociedad Española de Cardiología tiene que adaptarse a esta situación, y, además de mejorar nuestra eficiencia y nuestra eficacia a nivel interno, tenemos el compromiso de mantener los puestos de trabajo actuales, es un objetivo prioritario y esencial de la sociedad, no puede ser de otra manera.

Muchos hospitales están sustituyendo el concepto de “Servicio de Cardiología” para crear “Unidades del Corazón”, con el objetivo de ofrecer una atención integral al paciente. ¿Cómo debe ser la atención especializada en este ámbito?
El problema es que la patología cardiovascular tiene dos escenarios; por una parte, está el problema agudo, que se debe resolver en el hospital por personal altamente especializado y cualificado. Es necesaria mucha infraestructura en un momento adecuado, por lo que tiene toda la razón de ser el desarrollo tecnológico y científico de la especialidad. Pero luego, por suerte, en Cardiología se han desarrollado muy buenos procesos diagnósticos y terapéuticos que sacan de esa situación aguda al paciente, quien se transforma en un paciente crónico. No podemos seguir aplicando el mismo concepto y la misma infraestructura, ya que este paciente puede necesitar la atención de otras especialidades médicas, como Atención Primaria o Enfermería.

Lea la noticia completa