Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Los gerentes piden margen para ajustar a demanda las plantillas hospitalarias

Se quejan de que los sindicatos bloqueen la distribución de las guardias según las necesidades

Martes, 04 de noviembre de 2014, a las 13:28
Javier Barbado. Madrid

El presidente de Sedisa,
Joaquín Estévez.

El presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), Joaquín Estévez, ha pedido mayor margen decisorio para los gerentes de los hospitales a la hora de distribuir el personal en las diversas especialidades médicas en función de la demanda, amén de poder retribuir el rendimiento y primar las mejores prácticas entre los profesionales, aspectos, todos ellos, restringidos conforme al funcionamiento histórico del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En este sentido, ha puesto como ejemplo de servicio que, a menudo, está sobredimensionado en algunos centros el de análisis clínicos, y, en todo caso, ha resaltado que la distribución de las guardias y de las prestaciones conforme a las exigencias de cada hospital y circunstancia está impedida en muchos casos a los directivos por la intervención de los sindicatos.

Desde su punto de vista, “aún hay despilfarro en nuestro sistema” sanitario público. Además, ha criticado que el Real  Decreto 16/2012 aprobado por el Gobierno de España desfavoreciese los intereses tanto de los pacientes (al reducir sus derechos, según apuntó) como de la industria farmacéutica.Y lo hizo tras escuchar la intervención de la ministra de Sanidad, Ana Mato, en la inauguración de un foro especializado de Novartis celebrado este martes en el IS Business School de Madrid.

Por otra parte, Estévez apuntó que los acuerdos de gestión clínica firmados con la cartera ministerial que encabeza Mato no han avanzado en modo alguno desde hace meses, y resaltó que en su firma estuviesen ausentes las administraciones autonómicas y el pacto se limitase al ámbito de las sociedades científicas y profesionales.

Durante su intervención en el foro, el presidente de Sedisa corroboró unas palabras del exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, quien califico la gerencia de los hospitales públicos como “el oficio más difícil del mundo”.

Para Estévez, en efecto los gestores deben lidiar con llamadas a todas horas de la cúpula gubernamental para mediar en conflictos de difícil resolución. Con todo, desmintió a quienes se empeñan en recalcar que resulta imposible mejorar la eficiencia de la prestación sanitaria y hacerla más competitiva y productiva sin recurrir a grandes recortes que mermen su calidad. 

ENLACES RELACIONADOS:

Los gerentes atribuyen a los políticos el retraso de la gestión clínica (10/06/2014)