21 nov 2018 | Actualizado: 11:20

El ‘Comité de Sabios’ europeo ve lagunas en la seguridad del paciente

Elabora un informe con directrices para garantizar la calidad asistencial de los pacientes residentes en los Estados miembros

Domingo, 02 de noviembre de 2014, a las 16:00
María de las Heras. Madrid
El 'Comité de Sabios' de la Comisión Europea ha defendido la necesidad de mejorar la calidad de la atención de la salud y la seguridad de los pacientes y ha  instado a este organismo a desempeñar un papel fundamental en el impulso de acciones. Así lo ha reflejado en el  informe elaborado a petición de la Comisión con el fin de diseñar las prioridades y el camino a seguir en esta materia.

Tonio Borg, comisario europeo de Salud.

Según reza este estudio: “La Comisión tiene un papel crucial en el fomento de iniciativas que favorezcan la atención recibida por los pacientes”. El Panel de Expertos defiende que todos los servicios tienen que ser eficaces, seguros, apropiados, centrados en el paciente, eficientes y equitativos en todos los Estados miembros y propone la toma urgente de medidas para garantizar que así sea.

En este sentido, el ‘comité de sabios’, del que forma parte desde mayo de 2013 el exconsejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha y exsecretario general de Sanidad en el Ministerio de Sanidad, Fernando Lamata, ha realizado una encuesta transversal de los servicios de cardiología en la República Checa, Francia, Polonia y España. Los resultados mostraron, según el informe, que algunos requisitos de calidad y seguridad, como el apoyo administrativo o consentimiento informado mediante formularios se cumplían con frecuencia, pero otros, como la comunicación médico-paciente se encuentran ausentes: “Los pacientes estaban mal informados sobre su enfermedad y tratamiento”.

Con el objetivo de avanzar en las diferencias asistenciales de los países de la Unión, el informe propone el desarrollo de la Guía y el intercambio de buenas prácticas con especial hincapié en los aspectos de calidad y seguridad de la carga de las enfermedades crónicas y las desigualdades en la salud. Para ello plantea establecer una Junta de Calidad de la Atención Sanitaria de la Unión Europea para sugerir y evaluar los indicadores comunes y coordinar todas las medidas necesarias.

La puesta en marcha de estas iniciativas proporcionará grandes beneficios, según los expertos, en materia económica y social en un contexto que definen como “una situación con importantes retos” como las crisis económicas, las tendencias epidemiológicas, los cambios culturales y las revoluciones tecnológicas: “Hay un enorme potencial para la investigación europea en los sistemas de salud para que los países puedan ser más eficientes y mejorar los resultados, sin olvidad que la prioridad es la calidad y seguridad de la atención de la salud y la sostenibilidad”.

Calidad de la atención transfronteriza

El Panel de Expertos exige también a la Comisión Europea avanzar para garantizar la seguridad del paciente en la atención de alta calidad en un Estado miembro diferente. Según el informe, la Directiva 2011/24 sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza no es una realidad: “El objetico es facilitar la movilidad del paciente, pero hay algunos problemas en la aplicación”.

Los expertos apuntan que, en la práctica, la gran mayoría de la atención de salud se obtiene en el propio Estado miembro del paciente, cerca de su lugar de residencia, y que en algunas ocasiones el propio país puede restringir el reembolso de los motivos de atención de salud transfronterizos relacionados con la calidad y seguridad de la atención sanitaria. En este sentido, el informe aconseja avanzar en la legislación transfronteriza para solucionar los problemas que puedan sufrir los pacientes que sean atendidos en otro país de la Unión Europea.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda aquí al informe completo

Bruselas señala a las derivaciones como punto flaco de la Primaria (15/07/14)