16 nov 2018 | Actualizado: 14:50

Los españoles en paro fuman más y consumen más cannabis y cocaína que los que tienen empleo

Los hombres en puestos directivos son los que más beben, pero los trabajadores no cualificados fuman más y consumen más drogas ilegales

Miércoles, 02 de febrero de 2011, a las 11:13

Redacción. Madrid
Los parados fuman y beben más, toman más tranquilizantes y consumen más drogas ilegales, como el cannabis o la cocaína, que las personas con empleo, según la última encuesta realizada por la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas (PND) sobre consumo de sustancias psicoactivas en el ámbito laboral, presentada por la delegada del Gobierno para el PND, Nuria Espí.

Según este sondeo, realizado entre noviembre de 2007 y marzo de 2008 a unas 15.000 personas entre los 16 y los 64 años, en el marco de la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas en España (Edades), la diferencia más significativa se da en el consumo de cannabis, sustancia que han tomado el 22 por ciento de los hombres en paro en los últimos 12 meses, frente al 12 por ciento de los hombres con empleo.
 

Nuria Espí, delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

Además, entre los parados se han detectado más bebedores de alto riesgo, un 5,3 por ciento entre los hombres y un 2,9 por ciento entre las mujeres, porcentajes que entre la población con empleo bajan al 5 y al 2,2 por ciento, respectivamente. El consumo de cocaína también es mayor entre los parados, un 7,8 por ciento entre los hombres sin empleo frente al 4,4 por ciento de los empleados y un 2,1 entre las mujeres sin ocupación frente al 1,8 por ciento de consumidoras con trabajo.

Más bebedores en el campo y más fumadores en la construcción

Entre los hombres trabajadores, informa Ep, el sector con más bebedores de alto riesgo es el primario (agricultores, pescadores o ganaderos), con un 7,9 por ciento, seguido de la hostelería (7,8%) y la construcción (7,3%). Los sectores donde se detectan más mujeres bebedoras de riesgo son la hostelería (4,4%) y la industria (3,1%).

Donde hay más fumadores diarios es en la construcción (43,8% de los hombres y 40% de las mujeres) y la hostelería (42% hombres y 36,5% mujeres). Consumen más tranquilizantes las mujeres, sobre todo las que se dedican a la agricultura y ganadería (13%) y a administración, educación, sanidad y servicios social (7,6%).

Por categorías profesionales, hay más bebedores de riesgo entre los directivos (6,7%), mientras que las mujeres directivas (7%) consumen más tranquilizantes. Los trabajadores manuales no cualificados son los que más fuman a diario (41%) y los que más consumen cannabis (16%), cocaína (5,4%), anfetaminas (1,7%) y alucinógenos (1,2%). El éxtasis lo consumen más hombres administrativos (2,3%).

El estado de salud de los casi cuatro millones de parados preocupa al Gobierno

Durante la presentación de resultados, Espí ha reconocido que "nos preocupa que las personas con insatisfacción sean más propensas a los temas de consumo. Es normal que una persona en desempleo pueda tener una mayor necesidad de satisfacer sus insatisfacciones con las adicciones, como todo el que es adicto compulsivo".

"Tendríamos que hablar de desempleo, de exclusión social, de políticas de inclusión y de una intervención social fuera del marco de la empresa (...) Nosotros tenemos que hacer un trabajo fundamental, prioritario para la delegación, en inclusión social y posibles situaciones sociales de riesgo", concluye.