20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El cambio de criterio no influye en los buenos resultados de lista de espera quirúrgica de Madrid

El 96, 9 % de los madrileños se operaron en diciembre en hospitales de la red pública

Viernes, 15 de enero de 2016, a las 13:16
Marta Fernández/ Imagen: Cristina Cebrián. Madrid
Madrid se ha adaptado al criterio de contabilización de datos de lista de espera quirúrgica, un compromiso adquirido por el gobierno regional. Una vez homogeneizado el cómputo según los baremos del Ministerio de Sanidad, el número apenas varía, manteniéndose los buenos resultados.

Manuel Molina. Jesús Sánchez Martos y César Pascual.


Así, según ha anunciado el propio consejero, son 79.444 los pacientes que se encuentran actualmente en lista de espera quirúrgica, siendo el tiempo medio de espera de 42,82 días, una cifra muy por debajo de la media nacional, que, en 2014 se situó en el doble.

El consejero ofrece los datos de lista de espera quirúrgica.

Según el nuevo modelo de lista de espera, a 31 de diciembre de 2015 son 79.444 los pacientes madrileños esperando para operarse. De ellos, 37.862 integran la denominada Lista de Espera Estructural, que es el grupo que se usa como referencia para comparar con el conjunto del país y entre comunidades autónomas, según ha explicado el consejero. El resto, corresponde a pacientes Transitoriamente No Programables, por razones clínicas o personales y pacientes que han rechazado su derivación a otro centro, público o privado. En cuanto a estos pacientes, Martos ha querido informar de que ya no serán “sancionados” por rechazar ser derivados.

De este modo, ha explicado que con este nuevo modelo de lista de espera quirúrgica “se hace un ejercicio de transparencia del gobierno de Cristina Cifuentes”, además de que “se da cumplimiento a un compromiso electoral que fue ratificado en la Asamblea por todos los partidos políticos”.  “Ha sido nuestro objetivo prioritario que la Comunidad Autónoma de Madrid se adaptara desde el principio de la legislatura a los criterios comunes del Sistema Nacional de Salud”, ha subrayado Martos.

Este cambio de modelo ha supuesto “dejar de contar en días hábiles y hacerlo en días naturales”, por ejemplo,  ya que “un paciente espera también los sábados y domingos, no sólo de lunes a viernes”, ha subrayado el Consejero. Este cambio en el cómputo se traduce en 42,82 días de espera media que se desglosan en que el 46 por ciento de los madrileños esperan menos de 30 días; el 34 por ciento, entre 30 y 60 días; el 11 por ciento, entre 60 y 90 días; el 7 por ciento entre 90 y 180 días; y sólo un 2 por ciento lo hace por encima de los 180 días.  Sánchez Martos ha explicado que estas personas que están por encima de los 90 días de espera es “porque tienen patologías menores, incluso en ocasiones es el mismo paciente el que prefiere esperar para ser operado por circunstancias personales”.

Otra de las novedades en el nuevo modelo de listas de espera quirúrgica es que “el paciente se contabiliza desde que el cirujano da la orden de que se le opere, no desde que en Atención Primaria se recomienda pasar por Cirugía”, ha querido recalcar Sánchez Martos.

Para llegar a alcanzar estos datos, ha dicho el consejero, “hemos hecho una autocrítica absoluta para seguir reduciendo de manera paulatina y con transparencia la lista”. Para ello, ha continuado, “se ha hecho una utilización de los recursos propios del sistema, ampliando las operaciones a jornada de tarde, en muchos hospitales de forma ordinaria, y llegando a pactos de gestión con las gerencias de los centros y los equipos profesionales”.

Pactos de gestión

Manuel Molina. Jesús Sánchez Martos y César Pascual.


En cuanto al presupuesto que se ha manejado para la reducción de estas listas de espera y la puesta en marcha de los quirófanos por la tarde, César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria, ha informado de que “el total presupuestado son 15 millones de euros, aunque no se ha llegado a esa cifra". Según Pascual, “se ha gastado muchísimo menos porque hay hospitales que lo han integrado como una jornada ordinaria”, lo que, por lo tanto, no ha supuesto un gasto.

Pascual ha explicado que estos datos se han alcanzado gracias a los “pactos de gestión”, que se han formalizado en dos tipos: el primero, contando con nueve hospitales de primera línea que operan en horario de tarde; el segundo, con otros 11 hospitales públicos que no tienen grandes listas de espera a los que se derivan pacientes de apoyo de los primeros.

En cuanto a las próximas metas a conseguir, Sánchez Martos ha anunciado que su objetivo es poder normalizar “las pruebas diagnósticas en consultas de tarde y en fines de semana”.


ENLACES RELACIONADOS

La media de espera para una intervención es de 60 días (17/09/15)

La lista quirúrgica de Madrid se conocerá cada mes (14/12/15)