14 nov 2018 | Actualizado: 18:40

López reconoce la necesidad de una reforma fiscal para mantener Osakidetza

El lehendakari asegura que mantendrá la “universalidad y calidad” de la sanidad vasca

Jueves, 05 de julio de 2012, a las 13:50

Redacción. Mondragón (Guipúzcoa)
El lehendakari, Patxi López, ha asegurado que el Gobierno vasco mantendrá la "universalidad y calidad" de la sanidad vasca frente a las medidas que "lejos de garantizar el sostenimiento del sistema", lo único que aseguran es "la creación de mendigos de la sanidad", aunque ha advertido de la necesidad de abrir "de forma seria el debate fiscal en este país".

Rafael Bengoa y Patxi López.

"Osakidetza ha sido durante años la joya de la corona. Todos nos sentimos muy orgullosos de nuestro sistema de salud y consideramos positivo que en Euskadi no apliquemos los recortes, pero esta situación no se mantendrá eternamente si no establecemos criterios para mejorar la recaudación", ha remarcado.

López ha realizado estas afirmaciones en la visita que ha realizado, junto al consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Bengoa, a las instalaciones del nuevo Hospital del Alto Deba en Mondragón, que entró en funcionamiento hace varias semanas. En ese sentido, ha destacado que con este centro sanitario se da respuesta "a la desconexión entre diferentes niveles asistenciales" en esta comarca guipuzcoana.

Las obras de construcción del nuevo Hospital Alto Deba se han desarrollado por espacio de cuatro años y han supuesto para Osakidetza una inversión de 34,4 millones de euros. De ellos 30,8 han correspondido a la obra civil y los 3,6 restantes al equipamiento de este moderno centro asistencial.

En su intervención, el lehendakari se ha felicitado por los pasos dados en Osakidetza desde el comienzo de la legislatura, en cuestiones como la historia digital única, que "pronto será una realidad completa", el avance hacia la integración de procesos clínicos, o la consolidación de las Organizaciones Sanitarias Integradas.

En su opinión, es necesario un Sistema de Salud "fuerte, de calidad, preparado, y sobre todo, dotado de buenos profesionales". "En Euskadi lo tenemos y los tenemos, lo llevamos construyendo 30 años, y precisamente porque sabemos lo que ha costado conseguirlo, no estamos dispuestos a que nos lo arrebaten tan fácilmente ni a que se desmonte pieza a pieza, como si de un puzzle se tratará", ha subrayado.

“Mendigos de la sanidad”

De este modo, ha criticado que se planteen medidas, en alusión a las implementadas por el Gobierno central, que "lejos de servir para garantizar el sostenimiento de nuestro sistema sanitario, lo único que aseguran es el abandono de miles de ciudadanos a su suerte, la creación de mendigos de la sanidad que van a tener que proclamar su condición de pobres para poder tener asistencia y el desmantelamiento y la privatización de un sistema público".

Por ello, López ha asegurado que el Ejecutivo vasco mantendrá la "universalidad y su calidad" del sistema vasco de Salud, al tiempo que ha destacado que no será "por una cuestión de confrontación partidista, ni desde una posición insolidaria del que se lo puede permitir porque tiene más recursos", sino porque su Gobierno sabe que "hay otras medidas que nos permiten ahorrar sin dañar el servicio".

"Nos dicen que con el copago, nos ahorraríamos 33 millones de euros en Euskadi, pero, sólo con la Estrategia de Crónicos, que supone una reforma profunda de Osakidetza vamos a ahorrar 360 millones entre 2011 y 2014", ha recordado, para añadir que su Ejecutivo "lo que hace es poner el foco en la gestión interna, en lugar de ponerlo sobre el ciudadano, suficientemente presionado ya por la crisis".

No obstante, Patxi López ha advertido de que esta situación "no se puede mantener en el tiempo" si no se aborda de forma seria "el debate fiscal en este país". "Todos consideramos positivo que en Euskadi no apliquemos los recortes, pero esta situación no se mantendrá eternamente si no establecemos criterios para mejorar la recaudación", ha añadido.

De esta manera, ha asegurado que Osakidetza "ha sido durante años la joya de la corona", pero ha remarcado que las instalaciones de los centros sanitarios "no se mantienen sólo con aire" y "hacen falta recursos para mantener los estándares de calidad de los que disfrutamos hoy".