15 dic 2018 | Actualizado: 19:00
vie 04 octubre 2013. 15.12H

Redacción. Oviedo
El diputado de Foro en la Junta General del Principado y portavoz de Sanidad, Albano Longo, ha asegurado que "el desastre en la atención sanitaria de Oviedo (Área Sanitaria IV) ha alcanzado tal nivel que es imposible de enderezar con el equipo directivo actual". "La espiral de desatinos del actual Gerente, el exconsejero de Hacienda, Jaime Rabanal, aconsejan su destitución por la seguridad de los pacientes", ha añadido.

Albano Longo.

Longo recuerda, en una nota de prensa, que "en la última semana se han añadido tres nuevos hechos a los denunciados hasta ahora: el anuncio del cierre de Silicosis, el caos informático producido al comenzar a aplicarse el programa 'Millenium' que será el que se utilizará en el nuevo HUCA y las colas en los servicios de citaciones  de los Centros de Salud".

"El anuncio del cierre de Silicosis es una amenaza que preocupa a quienes conocen el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)", añade.

"Cuando comience a cambiar el tiempo y se produzcan las habituales infecciones respiratorias los pacientes que hasta ahora se ingresaban en 4 plantas del edificio de Silicosis tendrán que comprimirse en la única planta dispuesta para ellos en la antigua Residencia. También desaparecerá el servicio de Urgencias de Silicosis. Los profesionales del HUCA ya han denunciado la situación provocada por una decisión arbitraria de Rabanal", apunta el diputado de FORO.

En cuanto a los ensayos para la utilización del nuevo programa informático 'Millenium' en el servicio de citaciones del HUCA, Longo asegura que "están dando problemas". "El Gerente Rabanal ya sabía que iba a haber un conflicto y lo anunció a la población pidiendo comprensión. Habría sido mejor que hubiera comprendido él que el HUCA no estaba preparado para soportar ese programa", lamenta.

Y ha apuntado que "a las habituales colas del Hospital Central se suman ahora las aglomeraciones, a veces de horas, que se producen en los servicios de citaciones en los centros de salud de Atención Primaria. Rabanal ha rescindido el contrato a los auxiliares administrativos con contratos interinos que se encargaban de las citaciones. Se calcula que se han despedido más de 80 trabajadores".