Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10

Llisterri intentó presionar a la Junta Electoral de Madrid para eliminar a Valdés

La Ejecutiva Nacional intervino en contra de la presidenta antes incluso de que se diera por nula la candidatura de Milagros González Béjar

Jueves, 13 de diciembre de 2012, a las 00:17

Redacción. Madrid
Los miembros de la Junta Electoral de los comicios de la delegación madrileña de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) sufrieron injerencias y presiones por parte de la Ejecutiva Nacional, presidida por José Luis Llisterri, durante el proceso electoral que enfrentaba a Carmen Valdés y Milagros González Béjar. Según los documentos internos a los que ha tenido acceso Redacción Médica, la Junta Directiva Nacional presionó por carta a los miembros de la Junta Electoral madrileña para que eliminaran la candidatura de Valdés, aún antes de que decidieran dar por nula la lista encabezada por González Béjar.

Carmen Valdés, presidenta en funciones de Semergen Madrid; José Luis Llisterri, presidente de Semergen; y Milagros González Béjar, candidata a presidir Semergen Madrid.


En las dos cartas (aderezadas por una llamada “amenazadora” de Llisterri al presidente de la Junta Electoral, Emilio Fariñas) se ordena a los miembros que anulen la candidatura de Valdés alegando que entró fuera de plazo. Estas cartas fueron entregadas a los ocho componentes de la Junta Electoral de Madrid minutos antes de que se reunieran para dirimir las impugnaciones (2 de Valdés, 5 de González Béjar y 8 de otros socios) y, por tanto, antes de que se decidiera dar por nula la candidatura de González Béjar. Al no cumplirse el deseo de Llisterri, los miembros de la Junta Electoral de Madrid afirman haber sido amenazados con quedar fuera de los grupos de trabajo nacionales, coacción idéntica a la recibida por los tres vicepresidentes de la lista de Valdés (lea aquí noticia relacionada).

“Se trata de una grave injerencia por parte de la Ejecutiva Nacional. Si es todopoderosa porque no somos una sociedad federada, que elija ella directamente quién tiene que presidir cada delegación y no haga el teatro de convocar elecciones”, denuncia uno de los miembros de la Junta Electoral de Madrid, quien además añade que sus componentes se vieron obligados a alquilar un despacho para celebrar sus reuniones fuera de la sede de Semergen debido a las continuas intromisiones del equipo de Llisterri. Otro de los miembros explica que “la decisión de admitir la candidatura de Valdés se hizo en base a las leyes españolas, que tanto para procesos públicos como privados, dan por válida la fecha del matasellos”, según los abogados consultados por la Junta Electoral.

"Todas las impugnaciones fueron respondidas dentro de plazo"

Mientras, la candidatura de Milagros González Béjar “incumplía los estatutos de Semergen a todas luces, ya que dos de sus miembros no llevaban un año como socios para ser elegidos, ni al cierre del censo, ni en la proclamación provisional ni en la definitiva. La decisión fue tomada por unanimidad de acuerdo con los estatutos y el reglamento electoral”, argumentan. Sobre las acusaciones de parcialidad vertidas por González Béjar contra la Junta Electoral (lea aquí noticia relacionada), sus miembros se defienden: “Nos hizo una decena de preguntas antes de nuestra primera reunión cuyas respuestas estaban todas recogidas en el reglamento electoral. Todas fueron contestadas. Igual que sus impugnaciones, respondidas una por una dentro de los 15 días que otorgan los estatutos para hacerlo”.