Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:50

Llamazares muestra su preocupación por la continuidad del Instituto de Silicosis

Los laboratorios siguen sin ponerse en marcha, según el diputado de IU

Martes, 22 de julio de 2014, a las 15:03
Redacción. Oviedo
El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares se ha mostrado preocupado por la situación que vive el Instituto Nacional de Silicosis al trasladarse al nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Por otra parte, ha denunciado “la paralización del Departamento Técnico del Instituto Nacional de Silicosis, que se encuentra aislado en el antiguo hospital”.

Gaspar Llamazares.

Según indica IU en nota de prensa, “los laboratorios siguen sin ponerse en marcha, a la sombra del nuevo edificio” a pesar de contar con "unas camas hospitalarias mínimas incluidas en la planta de neumología". Por ello, desde IU creen que este Instituto debe "reforzarse y tener organización y estructura dentro del nuevo HUCA e ir más allá de la propia enfermedad y abordar el conjunto de enfermedades pulmonares de origen laboral", sostiene Llamazares advirtiendo de que "es imprescindible mantener la referencia estatal e internacional, porque creemos que están en peligro".

A juicio del diputado asturiano, "se incumple con ello el acuerdo que permitió la financiación del nuevo HUCA con 72 millones de euros por parte de la Administración Central del Estado y lo que es peor, se corre el riesgo de la desaparición del Instituto Nacional de Silicosis por absorción del nuevo hospital y en particular su carácter de Centro de Referencia de Enfermedades Respiratorias de origen Laboral".

Ante esta situación, Gaspar Llamazares ha preguntado al Ejecutivo central "cuál es la situación actual del proceso de acreditación del Instituto Nacional de Silicosis como Centro de Referencia Nacional del Real Decreto 1302/2006, de 10 de noviembre". También se interesa por "qué información tiene el Gobierno sobre el destino del presupuesto de cofinanciación del HUCA, al objeto de dotar la infraestructura y equipamiento del nuevo Instituto Nacional de Silicosis dentro del HUCA".

Del mismo modo, solicita respuesta a "cuál es la situación actual de la estructura organizativa, funciones y dirección del Instituto Nacional de Silicosis, así como del personal adscrito para garantizar su actividad, en particular pregunta también sobre cuál es la situación de sus actividades de relevancia nacional, como valoración, asesoramiento, prevención técnica y médica".

La última de las preguntas formuladas por escrito se refiere a "qué medidas ha adoptado el Gobierno al objeto de preservar la memoria y los archivos de todo tipo del Instituto de Silicosis, esencial en la historia de la medicina laboral española".