Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:40
Miércoles, 20 de junio de 2012, a las 01:01

 

ASAMBLEA GENERAL DE FARMAINDUSTRIA
La deuda no está cubierta por el plan  de pago a los proveedores
Sólo en lo que va de 2012 las regiones ya deben unos 1.500 millones de euros a la industria farmacéutica
Ramentol, de Farmaindustria: "No hay equilibrio entre lo presupuestado y el gasto real"

Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Adrián Conde. Madrid
El problema de las deudas a los proveedores sanitarios parece lejos de haberse solventado, y no lo hará, al menos en un horizonte cercano. Según Jordi Ramentol, presidente de Farmaindustria, la patronal del medicamento innovador, las regiones deben a los laboratorios farmacéuticos innovadores unos 1.500 millones de euros, una cifra que se ha acumulado sólo en lo que va de 2012. Dicha cantidad no está cubierta por el plan de pago a proveedores formulado por el Gobierno, dado que éste sólo abarca las deudas de las administraciones públicas contraídas hasta el 31 de diciembre de 2011.

Jordi Ramentol y Humberto Arnés.

Ramentol, a pesar de que alaba el citado plan de pago a proveedores, asegurando que se están cumpliendo las fechas y los pagos previstos para cubrir "la deuda histórica" a los laboratorios farmacéuticos, advierte de que "algunas comunidades autónomas no han pagado prácticamente nada durante el primer trimestre" del año. Lo cual le lleva a concluir que "la deuda sigue ahí, y no hay equilibrio entre lo presupuestado por las regiones y el gasto real, que está muy por encima de lo previsto".

Ramentol ha hecho estas declaraciones durante la rueda de prensa convocada con motivo de la Asamblea General de Farmaindustria, que se ha celebrado ayer en Madrid. Por otro lado, el también director general del Grupo Ferrer critica además otra de las modificaciones incluidas en el RDL 16/2012, que los medicamentos tengan que ser de precio más bajo para poder ser dispensados por prescripción por principio activo. "Esta estrategia la emplean laboratorios que no tienen capacidad para abastecer al mercado. Esto lleva a una dinámica de bajada de precios (dado que ahora se actualizan mensualmente), hasta que se llega a un punto en el que las compañías no puedan prácticamente suministrar por esa cifra. Se puede producir incluso una situación en la que el euro se devalúe respecto al dólar, esto lleve al aumento del coste de las materias primas y que las compañías consideren que a tal precio ya no se puede suministrar. Además, el sistema permite a los precios bajar, pero no pueden volver a subir luego".

Considera que aprobar "bajadas mensuales" no lleva a la estabilidad que pide la industria y advierte de que "vamos a un sistema en el cual se va poco a poco desubstanciando a las empresas farmacéuticas nacionales", con lo cual carecen de "recursos económicos para afrontar al futuro", dejando "la dispensación de medicamentos en manos de empresas de otros países que pueden producir a precios muy, muy bajos o marginales".

Jordi Ramentol explica la situación del pago a proveedores con deuda hasta el 31 de diciembre de 2011.

Pilar Farjas apela al "compromiso" de los actores del Sistema Nacional de Salud.

Al nivel de 2002

Ramentol advierte de que las medidas de recorte sobre el gasto farmacéutico nacional han llevado a que éste se sitúe a niveles, en valores, de 2002. De hecho, sólo con las medidas recientemente adoptadas por Sanidad, Farmaindustria espera que descienda para finales de año "entre un 12 y un 15 por ciento" más.

Asimismo, indica que "la suma de todas las medidas de recorte en general llevarán a la disminución, cuando se apliquen todas (las previstas en el RDL 16/2012), del 30 por ciento del gasto". Considera, por ello, que las dirigidas hacia los proveedores ya están "agotadas", dado que la situación ha llevado a que las compañías se hayan visto obligadas a "tocar" su estructura de personal y la inversión de I+D. De hecho, informa de que si en 2011 se redujo en más de 4 por ciento la inversión en este área en España, "en 2012 lo hará todavía más".

Sin embargo, explica que entiende la situación y que es "necesario aplicar medidas", pero también apunta que las compañías necesitan "un marco estable para actuar. Se pueden bajar los precios, pero con un plan, con medidas concreta, para ayudar a construir, en el futuro, una economía más sostenible. Las compañías farmacéuticas podemos tirar del país".

"Compromiso"

Por otro lado, Pilar Farjas, secretaria de Sanidad, explica que en la actual situación el gobierno "está trabajando en crear un marco estable y predecible para industria". Sin embargo, también añade que "España ha tenido un papel relevante para la industria farmacéutica. Durante los últimos años, ha sido un país de una enorme generosidad si lo comparamos con otros del entorno". Por ello, reclama "compromisos firmes basados en los hechos y este es el momento que pone a prueba el compromiso de todos los actores del sistema".

A la izquierda, Eric Patrouillard, presidente de Lilly en España; Sagrario Pérez Castellanos, directora general de la Cartera Básica de Servicios y Farmacia de Sanidad; Manuel Suárez, jefe de Gabinete de Pilar Farjas; Elvira Sanz, presidenta de Pfizer en España, y Jesús Acebillo, presidente de Novartis en España. A continuación, Jordi Ramentol, Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad, y Humberto Arnés.

En la primera imagen, Eric Patrouillard, presidente de Lilly en España, conversa con Marc-Antoine Lucchini, director general de Sanofi en España. A continuación, Jesús Acebillo, presidente de Novartis en España, junto a Jordi Martí, director general de Amgen en España.

A la izquierda, Pedro Alsina, director de relaciones institucionales de Sanofi Pasteur MSD, y José García Carrasco, director general de Norgine. A la derecha, Rainer Krause, consejero delegado de Bayer Hispania, y Antoni Esteve, presidente de Laboratorios Esteve.