15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

Las personas sin TIS podrán solicitar el documento de acceso a la atención sanitaria

El Gobierno otorgará subvenciones para ayudar los admitidos en el pago de las tasas

Miércoles, 31 de octubre de 2012, a las 13:00

Redacción. Pamplona
Aquellas personas que no dispongan de Tarjeta Sanitaria Individual (TIS) del Sistema Nacional de Salud podrán, partir del lunes 12 de diciembre, solicitar el documento de identificación de acceso al régimen de universalización de la asistencia sanitaria pública en Navarra, después de que el Gobierno haya aprobado el decreto foral en que se establecen los requisitos de dicho acceso.

Marta Vera, consejera de Sanidad.

El documento, cuyo objetivo es asegurar que nadie se vea privado del acceso a la asistencia sanitaria universal en la Comunidad, será válido únicamente en Navarra y será válido durante un año. Además, será diferente a la Tarjeta Individual Sanitaria quienes pertenecen al Sistema Nacional de Salud y no generará derecho para conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea.

Podrán acogerse al régimen de universalización los ciudadanos que acrediten su residencia habitual en un municipio de Navarra con una antigüedad mínima de un año y que no tengan la condición de asegurado o beneficiario del Sistema Nacional de Salud.

Las personas cuya solicitud se admita deberán abonar entre 764,46 (hasta 64 años) y 2.675,80 (de 65 en adelante) euros para acceder al mismo nivel asistencial que tienen reconocido en la actualidad los asegurados y beneficiarios del Sistema Nacional de Salud, es decir, toda la cartera de servicios implantada en Navarra.

El Servicio Navarro de Salud (SNS) mantendrá su funcionamiento actual hasta el 10 de enero, momento en el que únicamente se atenderá de forma integral y con fondos públicos a pacientes con TIS o portadores de este documento.

El Gobierno de Navarra otorgará una subvención,  mediante un trasvase de fondos del Departamento de Políticas Sociales al de Salud, para el pago de esta cuota a quienes tengan reconocido el acceso al régimen de universalización y cuenten con unos ingresos inferiores al IPREM, carezcan de antecedentes penales y no incurran en las prohibiciones de recibir subvenciones.