21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Las patronales del sector social piden que no se apliquen los nuevos recortes anunciados en dependencia

Han solicitado además un calendario de pagos para que se solvente la deuda que mantiene la Administración

Jueves, 01 de agosto de 2013, a las 17:14

Helena Ris, directora general de la Unión.

Redacción. Barcelona
La Asociación Catalana de Recursos Asistenciales (ACRA), la Unión Catalana de Hospitales, el Consorcio de Salud y Social de Cataluña y Upimir han mostrado su preocupación ante el anuncio de la consejera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté, sobre la suspensión de la financiación de nuevas prestaciones económicas vinculadas al servicio prestado en residencias privadas hasta el mes de octubre. Así, las entidades firmantes han pedido que reconsidere esta medida y han solicitado que no se siga recortando el presupuesto del departamento

De este modo, las organizaciones empresariales han señalado que “parar estas prestaciones durante dos meses impedirá que los mayores que no pueden pagar una plaza se queden sin ingresas en un centro, abocando a muchas familias a una situación muy complicada”. Además, las organizaciones firmantes consideran que esta medida “creará desempleo en los establecimientos asistenciales” cuando, recuerdan, hay lista de espera para entrar a ser atendidos en estos centros. “El sector es uno de los pocos que ha mantenido la capacidad para generar ocupación y un incremento de cotizaciones a la Seguridad Social”, han recordado. Por otra parte, señalan que el Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales (Icass) “no ha liquidado la totalidad de la deuda a los centres proveedores”.

Por este motivo, las entidades han pedido a Munté que reconsidere la aplicación de esta medida y que establezca un calendario para liquidar las deudas pendientes con los centros proveedores de servicios. Además, han solicitado que “no se sigan recortando los presupuestos de Bienestar Sociales y Familia “se quiere garantizar la continuidad de este sector y atender las necesidades asistenciales de nuestra gente mayor”.