Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Las farmacéuticas no prevén suspender el suministro de medicamentos a España “a fecha de hoy”

Los principales laboratorios con sede en España se muestran más cautos que el presidente de Roche, aunque reconocen que la demora en los pagos es grave

Martes, 20 de septiembre de 2011, a las 18:45
Javier Leo. Madrid
“España no es Grecia” es una de las frases más socorridas para los políticos españoles en los últimos meses, incluidos los sanitarios, como José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad, que la citó cuando Roche, a través de su presidente, Severin Schwan, anunció la suspensión del suministro de medicamentos a los hospitales griegos y señaló a algunas comunidades autónomas españolas como las siguientes, si no solucionan la excesiva demora en el pago de los fármacos que consumen.

Las delicadas relaciones que mantienen Gobierno e industria farmacéutica con motivo de los recortes tuvo uno de sus últimos momentos de entendimiento con la firma del Plan Sectorial con los laboratorios, aprobado a finales de marzo de este año.


Redacción Médica ha querido conocer la situación financiera de las grandes multinacionales farmacéuticas en España y concretar si, entre sus previsiones a corto y medio plazo, se encuentra la de dejar de abastecer medicamentos a las administraciones autonómicas. La respuesta unánime ha sido que, por el momento, no se va a dejar de suministrar fármacos en nuestro país, pero que el riesgo de que eso suceda no está descartado. Desde la patronal de las farmacéuticas en España (Farmaindustria) han argumentado que la decisión de Roche es individual y que, respecto a las autonomías, “ni siquiera es un anuncio oficial”.

“Mientras sea solo una compañía la que decida tomar estas medidas, el problema no será sectorial”, han afirmado desde Farmaindustria. Preguntadas una a una, la respuesta a esta pregunta ha estado marcada por la cautela y la preocupación por el retraso de los pagos, que en algunas comunidades como Castilla y León llega a los dos años, de media, y a los 900 días en casos concretos. Así, algunas compañías como Abbott y GlaxoSmithKline (GSK) no han querido hacer declaraciones al respecto y han dejado en manos de Farmaindustria la valoración sobre el tema.

Futuro incierto para las multinacionales del sector en España

Pfizer, la multinacional farmacéutica más grande del mundo, ha afirmado que, “a fecha de hoy, no tenemos el mismo problema que Roche; no hay planes de cortar el suministro, pero no podemos valorar lo que pasará en el futuro”. En la misma línea se ha manifestado Sanofi-aventis, desde donde tampoco quieren opinar sobre lo que puede pasar en los próximos meses y, además, añaden que “Sanofi Grecia no ha parado la entrega de medicinas a los hospitales griegos, que reciben todos los fármacos de Sanofi que son considerados como únicos e irremplazables y que salvan vidas”.

Imagen de la última reunión entre los ministerios de Ciencia y Sanidad con los principales representantes de la industria.


Por su parte, la farmacéutica alemana Bayer HealthCare ha puesto de manifiesto su “preocupación” por “la situación del sector farmacéutico en España, con los últimos decretos ley que afectan a todo el sector de forma importante y también con la deuda farmacéutica. Pero en ningún momento se han dejado de servir medicamentos ni está previsto suspender el suministro". AstraZeneca comparte este mismo punto de vista al afirmar que "se garantiza el suministro de medicamentos a los hospitales, cumpliendo con lo dispuesto en la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos sanitarios".

El Gobierno asegura que no existe ningún riesgo

Ante el revuelo creado por Roche, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha lanzado un mensaje de "total tranquilidad" a los pacientes, en torno al suministro de medicamentos en España, y ha asegurado que "no existe ningún riesgo de falta de suministro de medicamentos en el país en ninguna comunidad autónoma".

Pajín, de hecho, ha mostrado su satisfacción porque la propia compañía farmacéutica "haya sido así de rotunda, dejando en evidencia algo que el Ministerio venía repitiendo en las últimas 48 horas". "Nuestra situación no tiene nada que ver con otras realidades, y por tanto, no existe ningún riesgo de desabastecimiento: tenemos una deuda reconocida que por supuesto hay que pagar y para eso hemos tomado medidas", ha explicado.