Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Las enfermeras, tan eficaces como los médicos en el abordaje de problemas de salud leves

Los autores de la investigación, que se ha realizado en 1.461 paciente adultos, indican que se han de formar debidamente para ello

Jueves, 21 de marzo de 2013, a las 14:19

Joaquim Casanovas, gerente del ICS.

Redacción. Barcelona
Un estudio del Institut Català de la Salut (ICS) en Barcelona publicado en la revista internacional 'Journal of Advanced Nursing' un estudio que revela que las enfermeras pueden ser tan eficaces como los médicos a la hora de resolver determinados problemas de salud de baja complejidad si se forman debidamente para ello.

En el estudio, realizado en 38 consultas de medicina general, se seleccionaron al azar a 1.461 pacientes adultos que fueron atendidos por un médico general o por un profesional de Enfermería capacitado para responder a problemas de baja complejidad.

Los autores analizaron los síntomas de los pacientes, en qué porcentaje habían sido resueltos y el número de pacientes que estaban satisfechos dos semanas después de la visita.

De este modo, encontraron que las enfermeras resolvieron con éxito el 86,3 por ciento de los casos. El problema de salud que atendían con mayor facilidad eran las quemaduras, seguidas de lesiones y diarrea aguda. En cambio, las enfermeras tuvieron menos éxito en la resolución de dolor en la parte inferior de la espalda, síntomas agudos leves de las vías respiratorias altas y molestias urinarias.

"Esta resolución más baja podría explicarse por el hecho de que estos problemas requieren exámenes físicos más complejos que no son habituales en el trabajo diario de una enfermera", según ha explicado la doctora Mireia Fàbregas, autora de la investigación.

Además, los pacientes que fueron vistos por enfermeras estaban tan satisfechos con su consulta como quienes habían sido atendidos por un médico.

Indiferencia

En este sentido, cuando se les preguntó sobre sus preferencias con respecto a qué tipo de profesional les gustaría acudir si tuvieran de nuevo un problema de salud similar, más del 40 por ciento de los pacientes de cada grupo reconoció que le era indiferente.

"Este estudio podría ayudar a reducir la resistencia al cambio en los médicos y enfermeras, así como en la población general, lo que genera confianza en el cuidado de las enfermeras", explicó Fàbregas.

Además, esta experta y el resto de coautores de la investigación han destacado que si el personal de Enfermería se forma debidamente para atender enfermedades agudas de baja complejidad podrían ayudar a mejorar la eficiencia del sistema sanitario.