Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Las embarazadas podrán vacunarse contra la tosferina en el primer trimestre de 2016

Sanidad ha constado un aumento considerable de su incidencia desde mediados de 2014

Viernes, 06 de noviembre de 2015, a las 17:09
Redacción. Murcia
La Región de Murcia se sumará a otras comunidades y vacunará a las mujeres embarazadas contra la tosferina en el primer trimestre del próximo año, según ha anunciado a Europa Press la consejera de Sanidad, Encarna Guillén.

Encarna Guillén.

Según ha comentado la consejera, desde hace varias semanas se lleva trabajando en este tema, ya que se ha constado un aumento considerable de la incidencia de esta enfermedad desde mediados de 2014.

En concreto, Guillén ha puntualizado que la cifra “se ha multiplicado por seis en menos de un año con respecto a la que se tenía en un principio”, estando por encima de los 300 casos por cada 100.000 habitantes, aunque ha matizado que se trata de periodos cíclicos.

De ahí que la idea es poner en marcha esta medida, que comenzaría con su difusión tanto a nivel sanitario como a la población en general, particularmente a las embarazadas, a las que la consejera ha mandado un mensaje de tranquilidad al respecto, ya que, ha recordado, dicha vacuna está incluida en el calendario vacunal de los niños y el periodo de máxima vulnerabilidad es en el primer año de vida.

La primera dosis de la vacuna frente a la tosferina se administra en recién nacidos a los dos meses de vida. La idea es vacunar a las madres durante el embarazado, “anticiparnos y protegerlas”, ya que al mismo tiempo se protege al bebé.

Guillén ha resaltado las técnicas avanzadas de las que Murcia dispone en cuanto a diagnóstico, al mismo tiempo que se detectan más casos que antes pasaban desapercibidos y hay una mayor sensibilización.

En esta línea, una vez que la medida se haga efectiva, para lo que se baraja adquirir entre 16.000 y 17.000 dosis basándose en los nacimientos que hay al año, se recomienda la vacunación entre la semana 27 y 36 de gestación, ya que es la etapa “ideal” y así, cuando empieza a hacer efecto en la madre los anticuerpos que genera, pasan al niño y se evita la enfermedad hasta que se le vacune.

La vacuna, que se administra en combinación con la de la difteria y el tétanos, se administra en varias dosis a los dos, cuatro, seis y dieciocho meses de vida, con una posterior dosis de recuerdo a los 6 años de vida, ya que la eficacia es limitada.