Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Las defunciones por cáncer atribuibles al alcohol suponen el 3% de la mortalidad por esta patología

El porcentaje de consumidores de una cantidad que supone un riesgo para la salud en la población adulta española pasó de 4,1 por ciento en 2003 a 1,2 en 2011/12

Viernes, 13 de diciembre de 2013, a las 10:38
Redacción. Madrid
Según el informe ‘Tendencia de los principales factores de riesgo de enfermedades crónicas. España, 2001-2011/12’, hecho público por la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad las defunciones por cáncer que pueden ser consecuencia del consumo excesivo de alcohol contribuyen al 3 por ciento de la mortalidad por cáncer en el mundo desarrollado.

Fuente: Informe ‘Tendencia de los principales factores de riesgo de enfermedades crónicas. España, 2001-2011/12’.

La proporción de bebedores de riesgo para la  salud ha disminuido en España. Mientras que en 2003 el 4,1 por ciento de la población consumía alcohol en cantidad de riesgo para la salud, ese porcentaje en 2011/12 era 1,2 por ciento, si bien  entre 2003 y 2006 se observó un pequeño incremento. Este descenso  observado en el porcentaje de personas que beben una cantidad de alcohol que supone un riesgo para la salud refleja la disminución del consumo medio de alcohol en la población española. Según la Encuesta Domiciliara sobre Alcohol y Drogas realizada periódicamente por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, el porcentaje de personas de 15 a 64 años que consume diariamente bebidas alcohólicas se ha reducido del 15,7 por ciento en 2001 al 10,2 por ciento en 2011/12.

Por otro lado, esa disminución del porcentaje de bebedores de riesgo también se confirma por indicadores indirectos del  consumo de alcohol, como la mortalidad por  cirrosis hepática, cuya tasa de mortalidad descendió un 22 por ciento en ese mismo intervalo de tiempo.

El descenso en el porcentaje de consumidores de una cantidad de alcohol que supone un riesgo para la salud se observó tanto en mujeres - de 1,5 por ciento en 2003 se pasó a 0,3 por ciento en 2011/12 -como en hombres -de 6,9 por ciento en 2003 se pasó a 1,2 por ciento en 2011/12 . Se observa cómo entre 2003 y 2006 ese porcentaje permaneció estabilizado en mujeres y aumentó ligeramente en hombres. Otro hecho de gran trascendencia es el importante descenso en términos absolutos que se produjo en el porcentaje de bebedores de riesgo en hombres en 25 a 64 años.

En 2003, las comunidades con mayor  porcentaje de bebedores de riesgo para la  salud eran Murcia, Extremadura y Galicia, donde un 6 por ciento o más de la población era consumidora de una cantidad de alcohol que supone un riesgo para la salud. Mientras que Ceuta y Melilla, Canarias, la Rioja y Baleares eran las comunidades con menor porcentaje: menos de un 2 por ciento. Como ha sucedido con otras características de análisis, en 2011/12 las diferencias entre unas comunidades y otras fueron muy pequeñas por el bajo porcentaje de bebedores de riesgo para la salud: el mayor porcentaje –alrededor de un 3 por ciento- se observó Castilla y León y Asturias, y el menor porcentaje –alrededor de un 0,5 por ciento o menos- en Murcia, Cantabria y Cataluña.