Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15

Las concesiones ahorran un 30% per cápita

Así lo demuestra un estudio de la universidad de Berkeley, que compara el gasto del Hospital de La Ribera con cualquiera gestionado públicamente en la Comunidad Valenciana

Viernes, 27 de noviembre de 2015, a las 17:09
La universidad de Berkeley, en Estados Unidos, ha estudiado el modelo de concesiones en España y ha obtenido una conclusión clara: este sistema de gestión, a priori impopular, ahorra dinero al erario público.

La universidad ha estudiado el modelo Alzira y, en concreto, el hospital de La Ribera. En el informe que ha publicado hace hincapié en la eficiencia de este modelo implantando en la Comunidad Valenciana en el año 1999.

En concreto, el informe especifica que en el año 2012 la sanidad pública valenciana gastó 1.324 euros per cápita. Un dato que contrasta claramente con el gasto per cápita del Hospital de La Ribera que fue de 931 euros, es decir, un ahorro de casi 400 euros per cápita.

Hospital La Ribera.

El informe, liderado por el catedrático de Economía de la Salud y Política Pública de la Universidad de California-Berkeley, Richard Scheffler, habla también de las diferencias en las lista de espera: mientras en un hospital gestionado únicamente por la consejería de Sanidad la media está en 39 días para las primeras visitas, en La Ribera la espera es de 20.

Si nos centramos en la espera para ser intervenido quirúrgicamente, en los hospitales de la red pública valenciana la media está en 57 días, frente a los 40 de Ribera Salud. Además, el ahorro también se concreta por el inferior índice de estancia en su hospital: 4,64 días de media en el Hopsital La Ribera, frente a los 6,2 días de media que un paciente está ingresado en un hospital gestionado únicamente por la consejería de Sanidad.

Analizando los datos de gasto de personal, La Ribera también lidera en ahorro ya que la parte del presupuesto que se destina a tal efecto de media en los hospitales gestionados por la consejería es del 62,3 por ciento, mientras que en el Hospital de La Ribera el gasto en personal supone el 43,5 por ciento del presupuesto.

Un estudio internacional, con foco nacional

Se trata de un estudio de investigación multinacional, que en España se ha centrado en el Hospital de La Ribera pero que fuera de nuestras fronteras también ha puesto sus ojos en la Clínica Mayo o la Cínica Cleveland. El informe se centra en indicadores como la eficiencia en urgencias y las hospitalizaciones evitables, de ahí el resultado tan favorable para el hospital de Ribera Salud.
 
Hace unos meses Scheffler ya adelantó algunas líneas de su tesis afirmando que “al trabajar mucho en la prevención, también aumentan los ingresos hospitalarios evitables y España ha sido líder en este campo gracias al modelo Alzira”. “Éste no es el único modelo, pero el desarrollo de esos pagos por resultados es algo muy importante si queremos cambiar el sistema asistencial”.  

El hospital de La Ribera, en Alzira, se puso en marcha en 1997 en la Comunidad Valenciana a cargo de Ribera Salud, pero no fue hasta 2003 cuando Scheffler y su equipo estudiaron el modelo, una vez se extendió el sistema de asistencia integrada incorporando el sistema de Atención Primaria y atendiendo a 240.000 personas en 35 centros de salud. “Aquí ha sido controvertido porque es una alianza público-privada. Como estadounidense, me resulta curioso esto porque en mi país pensamos justo al revés: es mejor impulsar las cosas dese la iniciativa privada y que el Estado actúe solo de forma subsidiaria, una vez que haya fracasado esa iniciativa privada. Es una cuestión de ideología”, ha reconocido.

En España, el modelo Alzira ha sido cuestionado, tanto por la oposición política como por asociaciones de vecinos, aunque los datos hablan por sí solos: el ahorro es notable y repercute directamente en el bolsillo del contribuyente valenciano.