12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

La vuelta al cole, a costa del hospital

La petición de material de oficina se dispara cada septiembre coincidiendo con el nuevo curso escolar

Domingo, 24 de enero de 2016, a las 12:52
Juanma Fernández.
Hay quien dice que septiembre es el mes en el que realmente comienza el año: fin de las vacaciones, fin del calor, fin del verano. La 'vuelta al cole' tiene un notable peso en ello porque obliga a buena parte de los españoles a retomar la rutina tanto por ellos como por sus hijos. Claro que este fenómeno innato a la infancia parece que sigue teniendo su repercusión en el Servicio Andaluz de Salud (SAS).


Las centrales de logística han favorecido el ahorro del SAS


Fuentes consultadas por Redacción Médica explican que, curiosamente, a la par que los infantes regresan a las aulas, las peticiones de material de oficina se disparan en la Central Logística de Compras y Almacenes de la sanidad andaluza. Una demanda que sorprende a los trabajadores del mencionado centro logístico, que tiene diversas ramificaciones en las distintas provincias de Andalucía, pues afirman que cada año hay un hábito mayor por el requerimiento de material.

Aun así, la existencia de las plataformas logísticas parece que ha favorecido el ahorro y la eficiencia del SAS. Y es que estos centros no se ocupan únicamente de este tipo de material y su existencia, máxime en una comunidad como la andaluza que cuenta con una gran dispersión territorial, logra reducir costes o evitar que el material caduque o quede inútil.

Un estudio de la Universidad de Murcia titulado 'Las centrales de compras en el seno del Sistema Nacional de Salud' explica que el SAS no solo centraliza sus compras sino también el resto de fases del proceso: detección de las necesidades de los distintos centros, contratación administrativa, almacenaje, distribución y facturación y contabilidad. Una estructura con base en cada una de las ocho provincias andaluzas, que han de negociar con el Gobierno qué gasto requiere cada centro. Y, en definitiva, un modo de trabajo que favorece incluso a los centros más pequeños, pues se benefician de los precios logrados por los grandes hospitales, tal y como señala el citado informe.