Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Martes, 13 de octubre de 2015, a las 17:25
Redacción. Valladolid
La campaña autonómica 2015 de vacunación frente a la gripe y al neumococo facilitará a los castellanoleoneses que pertenezcan a los grupos de riesgo sanitario y social que así lo tengan recomendado, la vacunación entre los días 20 de octubre y 5 de diciembre. La Junta ha destinado 3.041.896 euros a la campaña autonómica 2015 de vacunación frente a la gripe y al neumococo, de los que 2.683.096 euros son para vacunas antigripales y 358.800 para las neumocócicas.

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad.

Para el desarrollo de la campaña, la Junta de Castilla y León dispone de 640.000 vacunas antigripales repartidas en tres tipos vacunales diferentes y otras 34.500 antineumocócicas, también diferenciadas en dos fórmulas según el destinatario. Estos stocks podrán ser ampliados en caso de necesidad. 

La Consejería de Sanidad va a insistir en la presente campaña en el objetivo de extender la vacunación entre los trabajadores del sistema sanitario de Castilla y León, no solo como medio para su propia protección frente a la gripe, sino como medida preventiva con la que evitar la posible transmisión del virus a pacientes que atienden y a los que la enfermedad podría agravar sus patologías previas.

Las novedades para esta temporada, tras la incorporación de dos nuevos tipos vacunales de la campaña pasada, se centran en la vigilancia epidemiológica de la gripe y son, por un lado, la utilización, por parte de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León, de una nueva aplicación informática; y, por otro, la incorporación de la provincia burgalesa a la notificación de casos graves de gripe hospitalizados, a través del Complejo Asistencial Universitario de Burgos.

El nuevo ‘software’ puesto a disposición de los médicos centinelas les permitirá notificar en tiempo real y de una forma más amplia los casos gripales que vean en sus consultas, además de controlar los frotis faríngeos que puedan remitir al Centro Nacional de la Gripe, en Valladolid, para la caracterización de los virus circulantes.